Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Levy (PP) acusa al Gobierno catalán de apropiarse de Sant Jordi y Junqueras pide no politizar la festividad

Ambos se enzarzan en el Parlament tras la visita de Santamaría el pasado viernes
La diputada del PP en el Parlament Andrea Levy ha acusado este miércoles al Gobierno catalán de apropiarse de la Diada de Sant Jordi para convertirla en una jornada independentista, y el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha pedido que no se politice una festividad "que es de la gente".
Junqueras y Levy se han enzarzado en la sesión de control al Govern en el pleno del Parlament después de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, participara el viernes en Barcelona en un acto de apoyo a la candidatura para que Sant Jordi sea declarado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.
La también vicesecretaria de Estudios y Programas del PP ha asegurado que el Govern necesita al Gobierno de España para poder defender esta candidatura: "Pero no les gusta, les molesta. Pues váyanse acostumbrando a esa colaboración porque lo seguirá haciendo".
Junqueras le ha contestado que en ningún caso al Govern le molesta la colaboración --"siempre la valoramos positivamente y debería ser algo natural"--, pero ha señalado que le gustaría poder formar parte del gobierno de un Estado propio para poder defender personalmente la candidatura.
"Nos lo impiden --ser un Estado-- y que lo podamos defender nosotros, y encima se quejan", ha criticado Junqueras, que ha lamentado el tono de la intervención de Levy y lo ha contrapuesto con el espíritu conciliador y positivo que, según él, caracteriza al Govern.
QUE NADIE SE CUELGUE MEDALLAS
Junqueras también ha subrayado que Sant Jordi es una festividad reconocida mundialmente gracias al esfuerzo de los catalanes y ha pedido que no se mezcle con la política y "que nadie caiga en la tentación de atribuirse un mérito y colgarse una medalla que no le corresponde" si la festividad logra ser declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Levy, en cambio, ha asegurado que es el propio Govern el que trata de apropiarse de Sant Jordi, "como ya ha hecho con la Diada" del 11 de septiembre, y que trata de convertir la jornada del 23 de abril en una festividad independentista.
También ha dicho que el Gobierno central es el mejor garante para que Sant Jordi pueda ser reconocido internacionalmente como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad porque el Govern ya ha demostrado que "solo consigue hacer el ridículo" cuando lleva a cabo acción exterior.