Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leonor y Sofía, las otras protagonistas

Los reyes estuvieron pendientes de sus hijas en todo momento durante los actos de proclamación de Felipe VI. No dejaron de recordarles a las pequeñas el protocolo en todo momento. Doña Letizia les avisaba para que se inclinaran al paso de la bandera. Si las niñas no sabían dónde colocarse, la reina Sofía se lo explicaba o pedían consejo a mamá. Las pequeñas ya han asumido que el saludo ya no es con besos, ahora se limitan a estrechar la mano. La Princesa Leonor y la Infanta Sofía estuvieron en todo momento correctas. Hasta el presidente del Gobierno las miraba orgulloso. Estaban atentas a cada gesto de sus padres. La reina siempre pendiente de sus niñas. En el discurso del rey hubo una mención para ellas. La Cámara al completo les aplaudió también a ellas y ellas aplaudieron, sobre todo, a su abuela, a quien Leonor saludó de lejos. Ya en el balcón, subidas en un taburete, la Princesa Leonor comprobó la altura y señaló a una abarrotada Plaza de Oriente.