Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leiceaga ensalza un PSdeG "fiable" que seguirá existiendo cuando otros sean "un recuerdo"

Niega que los comicios sean "entre la derecha y el populismo" y sostiene que la "disyuntiva" es "entre la buena y la mala política"
El candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha ensalzado este lunes la historia de su partido, una entidad "sólida y fiable" con más de cien años de historia y a la que le quedan por delante al menos "otros cien más", y que seguirá en pie "cuando otros sólo sean un mero recuerdo del pasado".
Esta referencia a las mareas la ha hecho ante más de 200 personas que se dieron cita en la ourensana plaza de San Martiño, repartidas entre las sillas y las escaleras de subida a la catedral, que dieron la bienvenida al aspirante al Ejecutivo autonómico con vítores de 'presidente, presidente'.
Dicho esto, ha rechazado el planteamiento que persigue el PP de que en las elecciones del próximo domingo se decide entre "la derecha o el populismo". No en vano, ha recalcado que las opciones son "seguir como hasta ahora", con "recortes, empleo precario y precarizaciones" o apoyar al PSdeG para lograr "más y mejores servicios y más empleo de calidad".
"La disyuntiva no es entre la nueva y la vieja política, sino entre la buena y la mala política", ha sentenciado, convencido de que él encabeza "la alternativa" y de que esto supone "un problema para el PP" porque "gana mejor" contra "el populismo" que con "el socialismo" enfrente.
Y es que, como ha explicado, el suyo es "un partido moderado, previsible, serio y solvente" con una historia que ofrece "confianza" a los ciudadanos. De este modo ha incidido en que el PSdeG es "la garantía del cambio", una idea en la que también ha profundizado el expresidente Touriño en un acto este mismo lunes en Santiago.
"LA GARANTÍA DEL CAMBIO"
"¡No nos van a sacar de delante, somos la garantía del cambio!", ha enfatizado ante un público entregado al que ha asegurado que a partir del próximo domingo "se va a constituir una nueva mayoría" que permita "dar la vuelta a las políticas de Feijóo".
Eso sí, el socialista ha advertido de que para hacerlo realidad hay que evitar que la gente se deje "convencer por las proclamas de la derecha" y por las encuestas publicadas, que tratan de difundir "que ya está todo decidido". "No hay nada de eso", ha garantizado.
"No tiremos la toalla mental, tenemos que confiar en nosotros mismos y en nuestras fuerzas", ha arengado Leiceaga, para proseguir con una referencia irónica a los sondeos y a los "misterios" de la "ciencia" que se utiliza para hacerlos, pues ninguno coincide en sus previsiones.
Este acto electoral, con reparto de claveles rojos incluido, reunió a las distintas familias del PSOE ourensano, pues en primera fila se intercalaban miembros de las direcciones local y provincial junto con la presidenta de la gestora que lidera el partido en Galicia, Pilar Cancela.
"QUITAR LA MAYORÍA ABSOLUTA AL PP EN OURENSE"
La primera en tomar la palabra ha sido la secretaria local del partido, Carmen Rodríguez Dacosta, que concurre en el número tres de la candidatura, quien ha puesto el foco en la importancia de convencer a la gente de que "las elecciones no van de los políticos" sino de "su vida" y del futuro de la comunidad.
Además, tras remarcar que Leiceaga será "un buen presidente" porque tiene a Galicia "en la cabeza y en el corazón", ha llamado a "quitar la mayoría absoluta al PP" en esta provincia. "'¡Lo vamos a hacer!", ha clamado antes de dar paso a la cabeza de lista por Ourense, Noela Blanco.
Visiblemente emocionada por "jugar en casa", ante su familia y sus amigos en su ciudad, ha subido a todos los integrantes de la candidatura con ella al escenario para escenificar la unión de la militancia socialista en Ourense y apelar a trabajar para llevar a Leiceaga a la Xunta.
Crítica con que Feijóo no concurra a los comicios por la provincia de la que es natural, ha advertido a los asistentes de que votar a Feijóo es "votar a Baltar, que considera el Pazo Provincial su pazo feudal", y ha tenido palabras de reconocimiento para los militantes socialistas que, en Ourense, sufren "acoso". "Son nuestro orgullo y nuestro referente", ha proclamado.
Al concluir el mitin, una eufórica vecina animó a todos los presentes a demostrar que "Ourense está con el socialismo y no con corruptos y violadores", lo que valió el aplauso de algunos de los congregados.