Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leiceaga apura la campaña apelando a los indecisos para "un cambio" desde el "progresismo" pero "sin aventuras"

Declina pronunciarse sobre la crisis de gobierno en Ferrol alegando que está "centrado" en la situación gallega
"Un cambio desde los valores progresistas pero sin aventuras; con estabilidad, firmeza y decisión, pero con moderación". Es lo que ofrece el candidato del PSdeG a la Presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, quien ha enfilado la última recta de la campaña con un llamamiento a los más de 300.000 indecisos que reflejan las encuestas.
A ellos se ha referido desde Ferrol para recordarles que "pueden decidir" la Galicia del "futuro", es decir, si apuestan por "el refuerzo de los servicios públicos y la creación de empleo de calidad" o si permiten que continúe la "resignación", el aumento de las "desigualdades" y que las oportunidades de empleo para los jóvenes sigan siendo "una quimera".
"Merece la pena ir a votar el día 25", ha animado, no sin poner en valor que el voto es "un derecho democrático básico y un poder para quienes menos tienen" y apelar a que se "ejerza" ese poder y a que el voto "se concentre" en el PSdeG.
Sobre la posibilidad que apuntan algunas encuestas de que En Marea desplace a su partido como segunda opción preferida por los gallegos, Leiceaga ha minimizado esta cuestión arguyendo que ya fue señalada en las últimas elecciones generales sin que se llegase a concretar. "Sigo tomándome esto con la misma distancia", ha apostillado.
Dicho esto, ha dado por supuesto que su partido será "capaz" de "liderar el cambio" y ser "la clave de la alternativa en Galicia". De hecho, al igual que hizo en la mañana de este mismo lunes el expresidente socialista de la Xunta Emilio Pérez Touriño, ha recordado que "nunca hubo cambio" en Galicia sin que fuese de la mano del PSdeG.
RELACIÓN CON LA MAREA
Cuestionado sobre su relación con En Marea, a la vista de que nunca ha criticado abiertamente a esta formación, Leiceaga ha justificado que el blanco de sus críticas es el PP por ser el partido que ejerce el liderazgo de la Xunta desde hace ocho años.
Asimismo, ha proseguido, su objetivo en la campaña es explicar sus propuestas "alternativas" a las del PPdeG, que son, ha recalcado, "posibles" tanto financieramente como con encaje en el marco constitucional y estatutario.
"Es lo que ofrecemos", ha resumido, sin dejar de reivindicar que la suya es una formación "estable, de gobierno y que sabe dar respuesta a las demandas de cambio de la sociedad en muchos ámbitos".
ATENCIÓN SANITARIA
En el marco de la campaña en Ferrol, el socialista ha aprovechado para reunirse con la junta de personal del hospital Arquitecto Marcide, con los que ha abordado "las dificultades de la atención sanitaria" en la comarca.
En declaraciones a los medios al término, ha recordado que estaba previsto un plan director "que no fue desarrollado en ocho años" y que "sólo ahora, en plena campaña" se cerró el compromiso, al tiempo que ha lamentado la "fuerte presión" sobre la atención primaria y los "problemas" que esto genera en urgencias. "Es necesario planificar el futuro de la asistencia sanitaria en la comarca", ha defendido.
De lo que no ha querido hablar es de la crisis abierta en el gobierno de Ferrol, con la petición de retirada de las competencias por parte de la teniente alcalde, Beatriz Sestayo, a su concejala de Urbanismo, la también socialista María Fernández Lemos.
"La verdad es que estoy tan concentrado en el asunto gallego que sólo voy a hablar de eso", se ha excusado, sin querer tampoco analizar el posible coste electoral que tendrá esta nueva disputa abierta en el seno del partido. "Me centro en Galicia", ha zanjado.
"DEVOCIÓN" A RITA BARBERÁ
Preguntado entonces por qué habla de la situación de la senadora Rita Barberá, ha alegado que fue el cabeza de lista por Pontevedra, Alfonso Rueda, quien apeló a la entrega de los socialistas a Santa Rita, "patrona de los imposibles". "Hay otras Ritas que no son tan santas y que son de más devoción para el PP", ha replicado.
A renglón seguido, Leiceaga ha contextualizado que sus alusiones se centraron en las relaciones de Feijóo con la exalcaldesa de Valencia, entre otros dirigentes del PP en todo el territorio estatal.