Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La LOMCE apuesta por un currículo enfocado al mercado, no al pensamiento

El Ministerio de Educación apuesta por nuevas materias para tiempo de crisis y así, dicen, formar emprendedores. Para ello los nuevos currículos de secundaria vienen impregnados de optativas con vistas a la iniciativa empresarial. Pero como todo no cabe, las asignaturas tecnológicas y artísticas pierden un 60% de peso. Algo similar le ocurre a la filosofía de segundo de bachillerato. Todo un currículo enfocado al mercado, no al pensamiento.