Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JxSí aplaude "el gesto" de SíQueEsPot pero dice que sólo un Estado pueda ir a la Comisión de Venecia

También recuerda que este organismo sólo emite informes de leyes ya aprobadas
JxSí ha valorado muy positivamente "el gesto" de SíQueEsPot de abrirse a apoyar un referéndum pactado, aunque ha descartado la condición de lograr antes el aval de la Comisión de Venecia porque sólo los Estados pueden recurrir a este organismo internacional.
Fuentes de del grupo han celebrado que SíQueEsPot "haya aceptado que la vía pactada es imposible y que se tendrá que hacer siguiendo los estándares internacionales" por la vía unilateral, y esperan poder negociar en los próximos días un camino que satisfaga a todas las partes.
El portavoz de SíQueEsPot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha asegurado este jueves en el pleno que su grupo apoyará un referéndum unilateral si el Govern logra el aval previo de la Comisión de Venecia, que es el órgano consultivo del Consejo de Europa en materia de derecho constitucional y está conformado por juristas de los Estados.
"Emplazamos al Govern a ir ya a la Comisión de Venecia para conseguir el aval a la convocatoria del referéndum, sea cual sea su modalidad" --pactado o no--, ha destacado en una interpelación parlamentaria al vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en la que ha avisado que su grupo prepara una moción para exigir que el referéndum se haga con transparencia y buscando el reconocimiento previo de la comunidad internacional.
El grupo presentará la moción este mismo viernes, pero no se votará hasta el próximo pleno que se celebrará en tres semanas: JxSí espera poder negociar con SíQueEsPot el contenido "partiendo de la base de que hay que ser realista y entender que el Govern no puede pedir un informe a la Comisión de Venecia porque Cataluña no es todavía un Estado".
Los estatutos de este organismo señalan que trabaja a instancias de los Estados, de organismos internacionales vinculados y del Consejo de Europa, y solo ellos pueden solicitar informes, aunque también puede actuar de oficio sobre leyes cuyos textos puedan consultarse.
SíQueEsPot siempre ha defendido priorizar un referéndum pactado, pero "viendo que sólo quedan cuatro meses para que acabe el límite fijado para convocarlo", está dispuesto a sumarse a la vía unilateral siempre que la Comisión de Venecia lo avale previamente, ha señalado Coscubiela.
También ha dicho que la Comisión de Venecia tiene una gran autoridad internacional y que en varias ocasiones se han referido a ella tanto el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como Junqueras: "No podemos pedir el reconocimiento previo de los Estados, sino que hay que ir a buscar el aval internacional a la Comisión de Venecia".
El portavoz ha explicado que el Govern apela a menudo a la Comisión de Venecia porque este organismo no exige que haya una participación mínima en un referéndum, pero "omite los otros requisitos que también se deben cumplir".
Entre ellos, destaca que el referéndum debe cumplir las leyes de los Estados, que la ley que lo contempla no se debe reformada en el año anterior a la consulta y que las autoridades públicas no deben involucrarse en hacer campaña a favor de una parte, sino actuar con neutralidad.
NO SE PUEDE PEDIR
El propio Coscubiela ha admitido que es muy difícil lograr el aval de la Comisión de Venecia "porque no se cumplen estos requisitos", y las citadas fuentes de JxSí añaden que simplemente, no se puede pedir.
Además, indican que la Comisión de Venecia sólo emite informes de leyes aprobadas, mientras que la de transitoriedad jurídica que regulará el referéndum todavía no ha visto la luz.
Aun así, JxSí considera que con el gesto de SíQueEsPot se abre un nuevo camino a recorrer juntos para lograr convocar un referéndum que cumpla "con los estándares internacionales", entre ellos los que fija la propia Comisión de Venecia.