Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JxSí y la CUP vetan todas las comparecencias en la comisión del caso Vidal, el senador dimitido de ERC

Se trata de una decisión "sin precedentes" que ha indignado a la oposición
JxSí y la CUP han vetado este martes todas las comparecencias que el resto de partidos del Parlamento catalán pedían para la comisión de investigación del caso Vidal, que busca aclarar qué había de cierto en las polémicas declaraciones que hizo el dimitido senador de ERC Santi Vidal.
En un gesto "sin precedentes" desde la restauración del Parlament, según han explicado el presidente la comisión Jean Castel (Cs), los dos partidos independentistas no han dejado que prosperara ninguna de las citaciones, entre las que había las de ocho consellers del Gobierno catalán y el propio Vidal.
La diputada de la CUP Gabriela Serra ha afirmado que no quieren ser cómplices de una comisión de "persecución política" contra el soberanismo, mientras que Bernat Soler (JxSí) ha dicho que los partidarios de esta comisión quieren hacerle el trabajo sucio a la Fiscalía.
Serra ha argumentado que no tienen constancia de que nada de lo que dijo el juez fuera verdad, y ha recordado: "Hay que desobedecer y romper con la legalidad española. No lo hemos escondido nunca. Apoyamos todo lo que haga el Govern para escuchar al pueblo de Catalunya".
Soler ha defendido que el rechazo de su grupo a cualquier comparecencia viene justificado por la "excepcionalidad" del momento político en Catalunya, y ha asegurado que las palabras de Vidal no merecen que el Govern dé la cara en el Parlament.
NOMBRES
Entre las comparecencias rechazadas figuran las de los consellers Oriol Junqueras (Economía); Neus Munté (Presidencia); Jordi Jané (Interior); Carles Mundó (Justicia); Raül Romeva (Exteriores); Meritxell Serret (Educació); Jordi Baiget (Empresa) y Meritxell Borràs (Gobernación).
Tampoco han prosperado nombres tan destacado como el del diputado de JxSí Lluís Llach; el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero; el expresidente de la Generalitat Artur Mas; la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y el secretario del Govern, Joan Vidal de Ciurana.
CRÍTICA UNÁNIME
El juez y dimitido senador de ERC Santi Vidal afirmó en sus polémicas declaraciones que el Govern estaba obteniendo datos de los catalanes de forma legal y que la Generalitat hacía listas de jueces afines al proceso soberanista, entre otras afirmaciones.
PSC, Cs, PP y SíQueEsPot consideraron muy graves estas declaraciones y querían que la comisión sirviera para que los miembros del Govern aclararan qué había de cierto y qué no en las palabras de Vidal.
"A ESCONDIDAS Y A OSCURAS"
Antes de certificarse el veto de JxSí y la CUP a todas las comparecencias, la diputada del PSC Alícia Romero ha criticado que a la mayoría independentista de la Cámara ya le va bien "que las cosas se hagan a escondidas y a oscuras".
Joan Coscubiela (SíQueEsPot) ha lamentado que declaraciones como las de Vidal y la actitud exhibida en la comisión por parte de JxSí y la CUP "hacen mucho daño" a los partidarios del referéndum, ya que genera descrédito entre la ciudadanía.
Alejandro Fernández (PP) ha considerado que el Parlament ha certificado este martes que el proceso soberanista "no es la fiesta idílica de la democracia" que los independentitas siempre habían asegurado, y ha considerado que, por el contrario, genera alarma social.
Carlos Carrizosa (Cs) ha expuesto que se confirma que, en pleno siglo XXI, Catalunya tiene un gobierno que en nombre del proceso soberanista emprende "acciones opacas que escapan del control democrático y se esconden de la ciudadanía".