Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una científica altera sus genes y consigue evitar el envejecimiento

Mujer siendo anestesiadaGTRES

La científica estadounidense, Liz Parrish, no teme los efectos secundarios que pueda tener por ser la primera persona en alterar sus genes para hacerse más joven. La investigadora se ha prestado como voluntaria para alterar su reloj biológico y poder ayudar a miles de personas. 

Parrish ha accedido a que se le introduzca en el organismo un material genético que logra hacer los cambios necesarios en las células para detener el envejecimiento y rejuvenecer. Según apunta RT, a la científica no le preocupan los posibles efectos secundarios, ya que de tener éxito ayudará a miles de personas y el avance en materia biotecnológica será nunca visto.
Liz Parrish es miembro de la Alianza Internacional de Longevidad y es la creadora de una compañía que centra su trabajo en investigar en medicina regenerativa.