Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junqueras y Romeva ponen rumbo a Madrid en AVE acompañados de miembros de JxSí

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, han puesto rumbo a Madrid este lunes a las 10 para protagonizar por la tarde una conferencia junto al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, sobre un referéndum de independencia.
El vicepresidente y también líder de ERC y el conseller lo han hecho con un AVE que ha salido de la Estación de Sants de Barcelona, mientras que el presidente tenía un acto por la mañana y tiene previsto salir en avión más tarde.
El tren al que se han subido juntos tenía un marcado color soberanista, ya que en él viajan otras caras conocidas del independentismo que también van a Madrid para arropar a los tres conferenciantes, que se explicarán en el Auditorio de la Caja de Música.
Así, en el tren se han podido ver al líder de JxSí en el Parlament, Jordi Turull; al vicepresidente primero de la Cámara, Lluís Corominas; el diputado Lluís Llach, y a la diputada y exconsellera de Enseñanza Irene Rigau, todos de JxSí.
Precisamente Corominas y Rigau son dos de los políticos soberanistas investigados por la justicia en relación con el proceso independentista: el primero ha tenido que declarar recientemente ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, mientras que la segunda fue inhabilitada y ha recurrido la sentencia.
Otra de las caras conocidas en el tren ha sido la del diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, aunque en su caso el viaje en AVE es mucho más habitual, ya que viaja constantemente entre Barcelona y Madrid por su labor como parlamentario.
Entre demás viajeros, comentarios en broma sobre la oportunidad de viajar con dos miembros del gabinete catalán, y, entre los viajeros extranjeros, algo de perplejidad por las cámaras yendo y viniendo del andén para tener algunas imágenes sobre los dos protagonistas.