Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julián Muñoz acude de nuevo a declarar ante el juez por el caso Saqueo II

El planteamiento de las cuestiones previas ha centrado este jueves la primera sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Nacional contra el exgerente de la sociedad Planeamiento 2.000 y principal acusado en el caso 'Malaya', Juan Antonio Roca. Junto con el exalcalde marbellí Julián Muñoz y otros 34 imputados por el llamado caso 'Saqueo II', derivado del informe del Tribunal de Cuentas sobre la gestión municipal de Marbella (Málaga) del Grupo Independiente Liberal (GIL) entre los años 1991 y 1999.

La sesión ha dado comienzo en torno a las 10.15 horas con la presencia en el banquillo de 30 de los acusados, y ha contado con una amplia expectación mediática por celebrarse apenas dos días después de que Julián Muñoz haya sido condenado a siete años de cárcel por blanqueo de capitales continuado y cohecho pasivo. Muñoz y Roca, sentados en la primera fila y custodiados por agentes de la Policía Nacional, han intercambiado impresiones durante la sesión.
La primera en presentar cuestiones previas ha sido la representante del Ministerio Fiscal Belén Suárez, quien ha solicitado el archivo de las diligencias respecto del acusado como administrador y secretario de diversas sociedades municipales y abogado del Ayuntamiento de Marbella  desde 1991 y 1999, José Luis Sierra Sánchez, por incapacidad al estar enfermo de alzheimer.
Asimismo, la fiscal ha solicitado la incorporación de más pruebas documentales y testimonios. Por su parte, las acusaciones del Ayuntamiento de Marbella y de la Tesorería de la Seguridad Social se han adherido a la petición de la fiscal respecto de Sierra Sánchez y han solicitado además la incorporación de nuevos informes de la Agencia Tributaria, así como testimonios derivados del 'caso Malaya'.
Por otra parte, y en segundo lugar, el magistrado presidente del Tribunal, Alfonso Guevara, ha preguntado a las defensas de los imputados si querían aportar nuevas pruebas y sus cuestiones previas. No todos los letrados han querido incorporar nuevos datos o consideraciones, siendo el caso del abogado de Julián Muñoz que ha justificado el no hacerlo "por respeto"  a su cliente.
Sin embargo, las defensas de otros acusados sí han solicitado al Tribunal la nulidad del procedimiento por vulneración del proceso con todas las garantías y del principio acusatorio porque, a su juicio, en algunos casos se "ignora" el objeto de la imputación, así como por la prescripción de los delitos. Al mismo, tiempo algunos letrados han aportado tanto pruebas documentales como testificales.
Así, tanto la Fiscalía como las acusaciones han pedido la desestimación de las cuestiones previas presentadas por la defensa, al considerar que no cabe alegar vulneración del derecho a la defensa ni prescripción de los delitos ni de responsabilidad penal. El magistrado Alfonso Guevara ha admitido todas las cuestiones previas y pruebas solicitadas, salvo una prueba caligráfica pedida por una de las defensas y ha señalado que la cuestión de la prescripción de los delitos contra la Seguridad Social no procedía ser tratada en ese momento.

21 EXEDILES IMPUTADOS

La Fiscalía Anticorrupción acusa en esta causa a 36 personas, entre ellas, además de Roca y Muñoz, el ex primer teniente de alcalde Pedro Román, y otros 21 exediles, como el exjugador y capitán del Atlético de Madrid Tomás Reñones y la que luego fue alcaldesa Marisol Yagüe, que también fue juzgada en Málaga por el caso de corrupción en Marbella.
El Ministerio Fiscal les imputa los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, falsedad en documento mercantil y un delito continuado contra la Seguridad Social. La Fiscalía destaca que los acusados, relacionados con el gobierno municipal, "gestionaron los recursos municipales al margen de las normas legales con la finalidad de sustraer a cualquier control público los fondos", apropiándose de cantidades millonarias.