Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roca cobró de empresarios por asesorarles y dio "gratificaciones" a los grupos municipales

Juan Antonio Roca, ante el juez en una imagen de archivocuatro.com

Admite el reflejo de estas cantidades en los archivos de la sociedad Maras Asesores

El presunto cerebro de la trama de corrupción en Marbella (Málaga), Juan Antonio Roca, ha admitido que cobró de tres empresarios por asesorarles sobre convenios urbanísticos y también ha reconocido el pago de "gratificaciones" a los grupos municipales que formaban el equipo de gobierno "para que permanezcan unidos hasta el final de la legislatura".
Juan Antonio Roca ha indicado que cobró por el asesoramiento al empresario Fidel San Román, a la entidad Aifos, concretamente con conversaciones con el director comercial Francisco García Lebrón, también acusado, y al que era responsable de Construcciones Salamanca, Emilio Rodríguez Bugallo, que estuvo imputado pero falleció.
Asimismo, ha admitido pagos a "los grupos políticos", con el objetivo de "gratificarlos para que permanezcan unidos hasta el final de la legislatura". Ha explicado que se daba una cantidad diferente según el concejal, pero ha precisado que el dinero se daba a los responsables de las distintas formaciones que formaban el equipo de Gobierno.
Ha negado que tuviera en nómina a los exediles para sus intereses y, aunque ha admitido haber hecho esos pagos, ha dicho que no estaban relacionados con asuntos urbanísticos.
Preguntado por el fiscal Anticorrupción sobre los archivos intervenidos en la sociedad Maras Asesores, el principal acusado ha reconocido el reflejo de algunos de estos cobros y pagos, aunque ha asegurado que estos documentos no son una contabilidad como tal "ni un arqueo cuadrado de tesorería", sino más bien "unas previsiones".