Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Josep Piqué alerta sobre la "imprevisibilidad" de Trump y lamenta su aislacionismo

Avisa de que muchos ciudadanos "compran" el populismo en Europa y hay que gestionarlo
El presidente de CITpax y exministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Piqué, ha alertado este sábado sobre los riesgos que implica la nueva administración de Donald Trump, al que ve como un presidente que actúa mucho por sus intuiciones, lo que le convierte en "imprevisible y cambiante".
Lo ha dicho en una de las sesiones de la XXXIII Reunión del Círculo de Economía, que tiene lugar en Sitges, donde ha recordado los vaivenes de Trump en su relación con Rusia, con la China y con la OTAN, una institución que primero definió como obsoleta y luego se retractó: "Es difícilmente interpretable", ha zanjado.
Piqué ha señalado que existe un repliegue de Occidente y una de sus características es que, sorprendentemente, está liderado por el mundo anglosajón tanto con el Donald Trump en norteamérica, como por la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.
"Estamos ante claras pulsiones de carácter proteccionista y aislacionista de la nueva administración norteamericana y el Reino Unido ha decidido abandonar el mayor proyecto de integración política, la Unión Europea", ha lamentado el también expresidente del Círculo de Economía.
Para Piqué, la victoria de Trump o el 'Brexit' son dos síntomas de la crisis de las democracias liberales, y ha sentenciado que, desde la caída del muro de Berlín, el panorama internacional ha entrado en una fase de "desorden" que lo convierten en difícilmente predecible.
Ha interpretado que ya no existe aquel esquema por el que Estados Unidos era la hiperpotencia que la convertía en el polo mundial, sino que es un escenario de multipolaridad o "apolaridad" --el prefiere el segundo término--, que evidencian que el escenario mundial se está reestructurando.
POPULISMO EN EUROPA
El exministro también ha abordado los movimientos populistas en Europa, que ha criticado que tienen un instinto proteccionista y renacionalizador que deriva en un auge del nacionalismo: "En algunos casos dentro de los Estados como sabemos bien nosotros".
Ha advertido de que está calando la idea, a su juicio errónea, de que la globalización y el libre comercio van en contra de los intereses generales, y ha pedido tener en cuenta este fenómeno porque "hay mucho ciudadanos que lo compran y hay que gestionarlo".
Otro síntoma de los profundos cambios que acechan a Europa es que, ha recordado, en las presidenciales francesas y austríacas ninguno de los cuatro candidatos que han llegado a la votación final --dos en cada país-- forman parte de los partidos históricos y tradicionales en estos respectivos países.
Sobre la cumbre del G7, cuyos resultados ve vinculados a estos grandes cambios en el tablero mundial, ha celebrado los avances en temas como el antiterrorismo, pero también ha destacado las "serias discrepancias" de las potencias en torno al comercio, la relación con Rusia y el medio ambiente.
Piqué ha participado en la sesión 'El malestar en las democracias liberales II. América del Norte' del Círculo de Economía, que celebra su XXXIII Reunión anual, patrocinada por Indra, CaixaBank y KPMG.