Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

García-Margallo dice que la independencia de Cataluña sería "una tragedia"

García-Margallo asegura que la independencia de Cataluña sería "una tragedia" para EspañaInformativos Telecinco

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que la independencia de Cataluña sería "una tragedia" tanto para la propia comunidad autónoma como para el resto de España, que supondría "graves perjuicios".

En una entrevista al diario 'ABC' recogida por Europa Press, García-Margallo se ha mostrado partidario de "tender puentes y no de volarlos", en relación a la situación de las comunidades autónomas y, en concreto, de la comunidad presidida por Artur Mas, si bien ha señalado que no cree "en una Cataluña independiente".
"Yo le pediría al presidente de la Generalitat que cuente a los ciudadanos cuáles serían las verdaderas consecuencias de la escisión de Cataluña", ha alertado. En este sentido, considera que la independencia supondría la salida de Cataluña de organismos internacionales, además de no contar con el reconocimiento de los Gobiernos europeos.
Además, ha asegurado que provocaría daños económicos como por ejemplo la pérdida de entre el 20% y el 25% del PIB de Cataluña o supondría que la refinanciación de la deuda de esta comunidad de más de 50.000 millones de euros fuera "inabordable".
García-Margallo también ha abordado el futuro del vicesecretario general de Nuevas Generaciones del PP de Madrid, Ángel Carromero, aseverando que la decisión de un posible indulto corresponde al Ejecutivo, a propuesta del Ministerio de Justicia, algo que no se ha producido todavía.
No obstante, ha explicado que la Fiscalía y la Audiencia Nacional son contrarias a la concesión de ese indulto. Además, ha defendido la gestión del Gobierno español para traer a España a Carromero, tratado como "un asunto consular y sin ningún tipo de contraprestación política".
Asimismo, se ha mostrado "abierto al diálogo" en torno a la situación de Gibraltar, pero "sin abdicar de las posiciones españolas" en el tema de la soberanía. No obstante, el ministro ha avisado de que "todas las opciones están sobre la mesa" respecto a futuras medidas con el Peñón.
"Bienvenida sea la felicidad ajena, pero no tanto si es a costa nuestra", ha resaltado García-Margallo sobre la fiscalidad de Gibraltar, recordando que "muchos de sus residentes disfrutan de los servicios sociales que pagan los españoles con sus impuestos".
Por último, ha descartado abordar la regulación del papel del heredero de la Corona en España, ya que entiende que no se trata de un tema "prioritario". "Hoy lo que más preocupa a los ciudadanos es la situación económica y el Gobierno está volcado en resolver este asunto", ha concluido.