Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de José Couso reclama justicia ante la embajada de EEUU

La familia del cámara de Telecinco muerto en la guerra de Irak, José Couso, además de amigos, compañeros y varias agrupaciones, se han concentrado frente a la Embajada de Estados Unidos para pedir justicia en el decimosegundo aniversario de la muerte de Couso. La Asociación de Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso aseguran que "ningún responsable ha sido juzgado". Después de 12 años de litigio, el caso sigue abierto en la Audiencia Nacional.

Familiares, amigos y compañeros de José Couso, se concentraron desde las 12 horas frente a la embajada de EE.UU. en Madrid para exigir justicia cuando se cumplen doce años de la muerte del cámara de Telecinco en Irak. En el acto intervinieron sus hermanos, así como el Consejo de Informativos de RTVE y la plataforma 'Salvemos Telemadrid'. Actuarán también 'Los Chikos del Maíz', el cantautor 'Orlis Pineada' y 'Samba Da Rua'.

Doce años después, el caso sigue abierto en la Audiencia Nacional y el juez instructor, Santiago Pedraz, ha pedido ayuda internacional, en concreto a la red europea Genocide Network, "ante la falta de asistencia judicial por parte de Estados Unidos para juzgar a los responsables de la muerte de Couso", según ha afirmado la Asociación de Hermanos, Amigos y Compañeros de José Couso. El magistrado se acoge, así, a la IV Convención de Ginebra y recuerda la obligación de investigar los crímenes cometidos contra objetivos civiles en cualquier lugar del mundo.

Couso falleció la mañana del 8 de abril del 2003 en Bagdad, cuando el hotel Palestina, lugar en el que se alojaban más de 200 periodistas, fue atacado por el ejército norteamericano, tres informadores perdieron la vida y varios resultaron heridos.

La asociación ha subrayado que "ningún responsable ha sido juzgado" y que "esta es la única causa abierta en el mundo contra militares estadounidenses" en la que cinco están imputados: sobre tres de ellos pesa una orden de detención, mientras que para los dos restantes la familia de Couso está a la espera de que el juez resuelva la petición de detención solicitada por la acusación ejercida.