Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortega Lara culpa al Gobierno del PSOE por negociar con ETA y también al actual

Ortega LaraNoticias Cuatro

Unos dos mil personas se han concentrado este domingo en la plaza Mayor de Burgos para expresar en silencio su apoyo a las víctimas del terrorismo y en contra de la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la conocida como 'Doctrina Parot' que ha permitido la salida de la cárcel de la terrorista Inés del Río.

La concentración ha sido convocada por el Foro Burgalés de Apoyo a las Víctimas que de esta manera ha querido expresar su rechazo a la salida de terroristas por la supresión de la Doctrina Parot y su apoyo a todas las víctimas y entre los asistentes se encontraban el alcaldes de Burgos, Javier Lacalle, el presidente provincial del PP, César Rico, y varios concejales.
Asimismo, ha secundado esta concentración José Antonio Ortega Lara, el funcionario de prisiones secuestrado por ETA en 1996 y quien ha asegurado que las víctimas están "vivienda una ignominia" y ha culpado de esta situación al Gobierno de Rodríguez Zapatero, que en 2005 acordó abrir una negociación con ETA, pero también culpa al actual Ejecutivo "que ha seguido la hoja de ruta del anterior Gobierno y de ETA".
Ortega Lara, que ha reconocido que tras la sentencia del TEDH que se conoció el lunes ha vuelto a revivir "todo", ha señalado también a los "entes jurisdiccionales" de los que ha dicho que han tomado "como máxima arrastrar la toga por el polvo del camino".
Asimismo, el funcionario, que permaneció secuestrado 532 días en un zulo, ha aseverado que con la "perspectiva" que da el tiempo se ha podido comprobar que el 'Caso Bolinaga' era "sólo la punta del iceberg. Lo escalofriante era lo que se escondía bajo la mesa negociadora".
Burgos es una ciudad que ha sufrido el ataque terrorista en once ocasiones desde 1983, la última de ellas el 29 de julio 2009, cuando un coche bomba estalló junto a la Casa Cuartel de la capital burgalesa y que dejó más de sesenta heridos aunque afortunadamente no hubo víctimas mortales.