Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento andaluz designa a Griñán senador autonómico con solo 55 votos

Griñán no se plantea principio recurrir el auto de la juez Alaya, al que no ve fundamentoEFE

El Pleno del Parlamento andaluz ha designado este jueves al expresidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, como senador en representación del Comunidad, con el voto favorable de 55 de los 104 diputados que han ejercido su derecho al voto de manera secreta, a través de un papeleta depositada en urna, registrándose un voto nulo. Entre los apoyos que no ha contado Griñan, el más significativo ha sido el de su sucesaora, la actual presidente de la comunidad andaluza, Susana Díaz que que no ha asistido a la sesión plenaria por su desplazamiento a Madrid para ser recibida en audiencia por el Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela.

La elección de Griñán ha recibido el apoyo de los parlamentarios del PSOE-A y de IULV-CA, que acordó el sentido de su voto en una reunión previa de su grupo parlamentario. Por su parte, los diputados del no han apoyado la designación del expresidente andaluz, tal y como habían anunciado después del último auto de la juez que instruye el caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE), Mercedes Alaya, que le comunica la existencia del procedimiento "en calidad de imputado" junto al también expresidente de la Junta Manuel Chaves y a cinco exconsejeros, todos ellos aforados.
Entre los parlamentarios que no han participado en la votación figura la nueva presidenta de la Junta, Susana Díaz, que no ha asistido a la sesión plenaria por su desplazamiento a Madrid para ser recibida esta tarde en audiencia por el Rey Juan Carlos en el Palacio de la Zarzuela, han informado fuentes del Gobierno andaluz.
Tampoco han participado en la votación los parlamentarios de IULV-CA por Sevilla, Marina Segura y Juan Manuel Sánchez Gordillo, éste último líder del CUT-BAI, organización que había pedido a IULV-CA que no apoyara el nombramiento de Griñán, así como la ruptura del pacto de gobierno con los socialistas.
La votación se ha producido de manera individual y secreta por parte de los diputados. En cada papeleta aparecía el nombre de las tres personas propuestas por el PSOE-A como senadores y junto a cada uno de estos nombres había una casilla que debía marcarse si se apoyaba el nombramiento, sino poder emitirse votos en contra. Con el apoyo de un único diputado, el nombramiento ya salía adelante.
Junto a Griñán también han sido elegidos senadores el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, y la consejera de Educación saliente del Gobierno andaluz, Mar Moreno, que han contado con 101 y 103 votos de apoyo, respectivamente.
Aguayo no se incorpora por ahora a la mesa del Parlamento
Finalmente, no ha entrado en el orden del día, tal y como estaba previsto inicialmente, la sustitución de la secretaria tercera de la Mesa de la Cámara, la socialista Remedios Martel, cargo que según anunció el PSOE-A, pasaría a ser ocupado por la ya exconsejera de Hacienda y Administración Pública Carmen Martínez Aguayo, también mencionada en el último auto de la juez Alaya.
Al término del Pleno, según ha manifestado a los periodistas el presidente del Grupo Socialista, Mario Jiménez, se ha decidido no introducir esta cuestión en el orden del día "y ya se verá cuál es el mejor momento para plantearla, tal y como acordó la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A el pasado lunes".
Sin embargo, según han informado a Europa Press fuentes de IULV-CA, su grupo parlamentario había planteado al PSOE-A que o retiraba la propuesta o no iba a votar a Carmen Martínez Aguayo como secretaria tercera de la Mesa, lo que hubiera bloqueado su nombramiento. Preguntado por este extremo, Jiménez se ha limitado a manifestar "no tener ninguna comunicación en esa dirección".