Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Griñán asegura que no ha tolerado ni tolerará "jamás una irregularidad"

El presidente andaluz comparece en la comisión de investigación de los ERE

Defiende legalidad del procedimiento de concesión de ayudas

Afirma que el interventor de la Junta nunca advirtió de "fraude ni de mala utilización de recursos públicos"

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha querido dejar claro, durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre irregularidades en expedientes de regulación de empleo (ERE) del Parlamento, que no ha tolerado ni tolerará "jamás una irregularidad" y que solo espera que la justicia "haga su trabajo", al tiempo que ha defendido la legalidad del procedimiento de concesión de ayudas sociolaborales, aunque pudiera ser "manifiestamente mejorable", apuntando que el interventor general nunca advirtió de "fraude ni de mala utilización de recursos públicos".
"El interventor no sabía que había menoscabo de fondos públicos", ha sentenciado Griñán, quien ha puesto de manifiesto que a él nunca le llegaron los "informes de la Intervención" en su etapa como consejero de Economía y Hacienda. "Nadie sabía en el año 2005, 2006, 2007 y 2008 que se estaban produciendo irregularidades y nadie las denunció", ha sentenciado.
Ha querido dejar claro además que el Gobierno andaluz, en ningún momento, ha mirado para otro lado ni ha pretendido tapar ni justificar el fraude que se haya podido cometer en la concesión las ayudas sociolaborales, sino que fue el primero en acudir a la justicia para denunciar los hechos y colaborar para su esclarecimiento. "Esa es la tranquilidad total de conciencia con la que comparezco en esta comisión", ha apuntado.
José Antonio Griñán también ha aprovechado para denunciar que el PP no ha dudado a la hora de utilizar estos hechos para poner en marcha una "causa general" y no le "ha importado hacer política en el juzgado ni judicializar la política en el Parlamento, a través de informaciones que se han demostrado "inciertas en esta comisión".