Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Carlos Díez apuesta por una nueva regulación laboral en lugar de volver a la de Zapatero

El responsable de la ponencia económica del Congreso que el PSOE celebrará en junio, el economista José Carlos Díez, ha abogado por derogar la reforma laboral realizada por el Gobierno de Rajoy en 2012 pero no para volver al modelo anterior de regulación laboral sino para crear uno nuevo.
"No queremos volver al 2007 porque en 2007 montamos una burbuja inmobiliaria. Queremos una nueva regulación que permita flexibilidad para adaptarse a los cambios que se están produciendo en el mundo, especialmente los tecnológicos, pero no flexiprecariedad, que es lo del PP; queremos seguridad en el empleo, reforzar el Estado del Bienestar, impulsar las políticas activas y que nadie se quede tirado por el camino", ha explicado a los medios, en un acto organizado por la Fundación Socialdemócrata en Madrid.
En este sentido, ha reconocido que España "está mejor ahora que hace dos años" desde el punto de vista económico y cree "evidente que es mejor crear empleo que destruirlo", aún cuando pone el acento en la "inmoral" tasa de paro del país y en la "precarización" del empleo que, a su juicio, mantiene el país. "No nos vale cualquier empleo, no nos vale el modelo de 'yo te lo hago más barato' del PP", ha subrayado.
Para el economista, la principal prioridad debe ser el empleo, tanto para acabar con el paro como para incrementar los ingresos del Estado, con los que atacar a su vez la precariedad laboral y la desigualdad.
"Queremos cambiar las regulaciones laborales para que haya más y mejores empresas que creen más y mejores empleos, empresas innovadoras, y con esos salarios y empleos aumentar los ingresos del Estado y crear un Estado del bienestar corrigiendo la inseguridad y la precariedad en el empleo", ha indicado.
En este sentido, de cara al Congreso del próximo mes de junio, ha pedido trabajar "en positivo" y ha manifestado que "ya está bien de antisistema, de antipolítica y de hablar mal del país". "El país tiene problemas y vamos a hacer una cosa realista, pero nosotros somos la socialdemocracia, modernizamos España y la vamos a volver a modernizar", ha asegurado.
También ha hecho hincapié en la necesidad "ir a la sencillez" porque "si quieren que les vote mucha gente hay que ir a lo sencillo", así como en la oportunidad de que el Congreso sirva también para incorporar al debate sobre el PSOE a "mucha gente" y sobre todo "gente joven" para "hablar de políticas concretas" y no de teorías.
"Yo solo traigo humildad, trabajo y convicción de que el proyecto debe ser socialdemócrata", ha asegurado Díez, que pide una ponencia "abierta" en la que él "solamente es el director de orquesta" para que la renovación del PSOE sea capaz de "canalizar ilusiones y lograr una mayoría suficiente" para ganar los próximos comicios.
En este sentido, ha recordado que el nuevo proyecto socialista "partirá con 5,4 millones de votos" que obtuvo en los comicios de 2016 y "no empieza de la nada" pero incide en que el objetivo es "recuperar los 11 millones de votos" que obtuvo el partido en 2008.