Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior cree que 80.000 migrantes esperan en el Magreb para pasar a España

Frontera del Tarajalcuatro.com

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha avisado este martes de que, según datos del Gobierno español y marroquí, hay 40.000 migrantes en Marruecos y otros 40.000 en Mauritania pendientes de cruzar la frontera a España y la UE de forma ilegal.

Tras presidir la presentación de los 127 oficiales destinados a la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, ha asegurado que "hay 40.000 inmigrantes ilegales en Marruecos procedentes de diversos países del África subsahariana que están en los alrededores de Ceuta y Melilla esperando la ocasión para dar el salto a través del perímetro fronterizo", y que otros 40.000 están en Mauritania pendientes de pasar a Marruecos.
Según Fernández, estas cifras de inmigrantes pendientes de cruzar la frontera proceden de datos de inteligencia e investigación del Gobierno español que le fueron confirmados en su reciente reunión con el ministro del Interior marroquí, Mohamed Hassad.
"Tenemos una oleada inmigratoria de miles y miles de personas que pretenden llegar a España y a la UE de manera ilegal", ha advertido Jorge Fernández, que ha asegurado que España no va a renunciar a su derecho de controlar sus fronteras, y ha defendido el trabajo de la Guardia Civil en Ceuta y Melilla.
Según ha dicho, "España no va a renunciar en ningún momento al derecho y al deber que tiene de controlar sus fronteras, y los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla van a seguir siendo custodiados para evitar que se entre en España de manera ilegal".
Mafias
Sobre el intento la madrugada de este martes de cruzar la frontera en Ceuta por parte de más de 1.000 inmigrantes, ha asegurado que "es evidente que las mafias criminales que trafican con seres humanos están detrás de todo este movimiento y están muy pendientes de lo que pasa en España".
En este sentido, ha insistido en que estas organizaciones criminales están pendientes "de que se ha cuestionado la labor de la Guardia Civil, de las divisiones políticas y entienden eso como una muestra de debilidad y están diciendo que ahora o nunca".
Ha destacado que hasta el mediodía no se ha producido ninguna entrada irregular de inmigrantes en España y ha agradecido la colaboración de la Gendarmería real marroquí y de las Fuerzas Armadas marroquíes con la Guardia Civil y la Policía Nacional para evitar "que esas personas que son inmigrantes ilegales en Marruecos pasen a ser inmigrantes ilegales en España".
Ha tachado de "absoluta irresponsabilidad" que PSOE e Izquierda Plural pidan una comisión de investigación en el Congreso sobre la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta el pasado 6 de febrero al intentar alcanzar a nado la costa española en el área de El Tarajal y ha pedido que la política de inmigración sea un tema de Estado.
Reunión en Bruselas
Respecto a su reunión de este lunes con la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, el ministro ha explicado que le expuso "la situación de emergencia que existe en Ceuta y Melilla, donde las mafias están muy pendientes de la situación que se está creando en España y cuestionando la labor que realiza la Guardia Civil, labor eficaz y por supuesto absolutamente legal".
"El fenómeno de la inmigración es muy complejo y todos compartimos los sentimientos con estas personas que se ven abocadas, no como una opción sino como una necesidad a salir de sus países de origen porque no tienen un horizonte", ha reflexionado.
"Lo entendemos y es evidente que esas desigualdades injustas están en el origen del fenómeno de la inmigración tiene que ser atacado con medidas de ayuda al desarrollo que palíen esas desigualdades injustas", ha añadido.
Sin embargo, ha recordado que "España tiene la capacidad de acogida que tiene y nadie le puede exigir que resuelva todas esas desigualdades injustas y abra sus fronteras", además de resaltar que los centros de estancia temporal de extranjeros de Ceuta y Melilla están al límite.