Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exnovia de Pujol acusa a Zaragoza y Camacho de organizar la grabación

María Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol FerrusolaEFE

La exnovia de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, ha acusado a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y al ex secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, de organizar conjuntamente la grabación de la conversación que ambas mujeres mantuvieron en el restaurante barcelonés La Camarga en julio de 2010.

Horas antes de comparecer ante la comisión que investiga la corrupción en el Parlamento catalán para dar cuenta de ese episodio, Álvarez ha asegurado que el asunto fue "más sencillo" de lo que se imagina: "Parece ser, presuntamente, que Alicia Sánchez-Camacho y José Zaragoza pasaban tiempo relajados y ociosos conjuntamente, y entre esos estados ociosos y relajados decidieron hacer eso".
"Alicia me conocía, sabía que yo había tenido mi relación larga con Jordi (Pujol Ferrusola) y decidieron hacer esto y encima hicieron una cinta manipulada", ha proseguido, en declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press.
Álvarez, Sánchez-Camacho y Zaragoza comparecen hoy en la comisión creada en el Parlamento catalán, y también lo hará el director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, que grabó la conversación.
La exnovia de Jordi Pujol Ferrusola ha asegurado que ella acudió a la cita en La Camarga con Sánchez-Camarga por otros asuntos, para abordar una "posible colaboración" de sus empresas de cara a las próximas elecciones, pero se encontró con que la líder del PP catalán le iba a haciendo preguntas "con papel y lápiz" sobre Jordi Pujol, y "tuvo la suerte" de que ella llegaba "bastante enfadada" y contestó a todo, pensando que estaba en un recinto cerrado y que "un político era una persona de fiar".
Según ha dicho, no supo hasta dos años después que la conversación fue grabada "por encago de José Zaragoza" según la versión de los detectives.
Álvarez ha afirmado además que confía en la Justicia y en que se acabe desvelando todo lo relacionado con la familia Pujol y el supuesto legado de Florenci Pujol, padre del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley.
Sobre ese asunto, ha opinado que lo del legado es "un invento sacado de la manga" y hay "mucho más dinero" del que han declarado los Pujol. Según ha dicho, a ella le han llegado más informaciones que ha puesto en conocimiento de la Policía.
Además, ha afirmado que hay que agradecer a este Gobierno que haya decidido no tapar este asunto, un "escándalo" que era "sabido y súper sabido" en Cataluña. "No sólo están los hijos de Pujol, está el octavo hijo que es Artur Mas, el noveno quie es Felip Puig... pero yo sigo creyendo en la Justicia", ha finalizado.