Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordi Pujol y su mujer se sientan hoy en el banquillo de los acusados

Jordi Pujol, se sentará esta mañana por primera vez en el banquillo de la Audiencia Nacional. Hora y media después, lo hará Marta Ferrusola, su mujer. Ambos en calidad de investigados por un supuesto caso de blanqueo continuado de capitales. El juez De la Mata mantiene la mirada en los negocios del exhonorable y de su familia, un clan al que ha tildado de organización criminal, que podría haber amasado una fortuna millonaria. La cosa empezó a torcerse para los Pujol-Ferrusola cuando el Principado de Andorra facilitó información bancaria a la Audiencia Nacional. La Banca Reig del Principado afirmaba que el expresidente abrió una cuenta en el 2000 donde ingresó en metálico 307 millones de pesetas. Tras varias retiradas, también en efectivo, la cuenta quedaba sin fondos una década más tarde. Unas partidas de dinero que según el magistrado, podrían ser por comisiones supuestamente ilegales. Con esta documentación, se echaba por tierra la justificación del origen de su fortuna. .Al otro lado de los Alpes, Jordi Pujol aseguró que el dinero procedía de una herencia de su mujer. Acorralado por la justicia, aquí en España, afirmaba que el dinero procedía de su padre Florenci. De forma voluntaria, el primogénito del matrimonio comparecerá mañana ante el juez para aclarar cómo y para qué movía el dinero entre las cuentas familiares en Andorra.