Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El secreto de Izquierda Unida: Cómo hacer política con GIFs y triunfar en el intento

Alberto Garzón visita 'La Cueva'TWITTER

De 250.000 a 410.000 seguidores en apenas siete meses. Las redes sociales de Izquierda Unida han experimentado un aumento imparable desde la campaña electoral del 20D. El secreto:el trabajo de 'La Cueva', su forma de comunicar y de hacer propaganda al son de GIFs y bromas.

Apodados como ‘La Cueva’, más de diez community managers empezaron a trabajar para lanzar la campaña electoral de Garzón para las elecciones del pasado 20 de diciembre  a través de las redes sociales. Su labor era dura, ya que el partido había decidido cambiar por completo su estrategia de comunicación y optar por algo más “gamberro”, mucho más arriesgado. Sus mensajes, aunque mantienen el contenido político, han adquirido un carácter más cómico basado en ataques (también llamado ‘zascas’) a sus rivales y bromas sobre medidas contrarias a las suyas. “Había que marcar una diferencia, ser distintos a la típica cuenta oficial y decidimos dejar de lado lo políticamente correcto y ser más irreverentes” explica Miky Corregidor, uno de los responsables de las redes sociales de la formación.
Izquierda Unida se ha aficionado al uso de GIFs y encuestas graciosas, como en la que proponían cuál era el mejor hashtag: #gatetesconGarzón o #abuelasconGarzón (Ganaron los 'gatetes' por amplia mayoría).
Desde la Cueva aseguran que así logran que la gente empatice con ellos y que se interesen por lo que dicen.  Saben que su principal éxito es el sector de votantes más jóvenes, que por norma general usa con mayor frecuencia las redes sociales. “Vemos a mucha gente joven que empezó a seguirnos por las risas y ahora hablan de oligarquía y de clase trabajadora”, cuenta Miky Corregidor, quien además defiende que su mérito ha sido lograr “cambiar el paradigma”.
Su nuevo concepto de la comunicación en las redes sociales sin duda ha creado tendencia. Sin embargo, en La Cueva creen que “nadie se ha atrevido de momento a tener una estrategia tan arriesgada” como la suya.
‘La Cueva’ de Telegram
Durante la campaña electoral de 2015, ‘La Cueva’ tenía su sede en una habitación del partido Comunista de Madrid, desde donde coordinaban las acciones. Aunque en el equipo hay informáticos, diseñadores gráficos, técnicos de imágenes, community manager…, todos se esfuerzan por hacer un poco de todo, dependiendo del volumen del trabajo.
Para el 20D, mientras Alberto Garzón se recorría España dando mitines, el equipo permanecía en Madrid, trabajando sin cesar. Tanto tiempo pasaban encerrados en esa habitación, que empezaron a llamarla ‘La Cueva’, un nombre con el que ahora incluso sus seguidores les conocen y con el que ellos se identifican.
Pero, una vez terminada la campaña, cada mochuelo voló a su olivo. A pesar de que ‘La Cueva’ que tan concurrida había estado durante la campaña electoral se quedó vacía, eso no significó que la labor de estos community terminara. A distancia y coordinándose por Telegram, todos ellos continuaron trabajando en las redes sociales de Izquierda Unida mientras tenía lugar la legislatura más corta de la historia.
Ahora, con la vista puesta en las elecciones del 26 de junio, la pregunta es evidente: ¿Volverán a ‘La Cueva’ para la campaña electoral? Miky Corregidor asegura que así será y que, a pesar de la unión de Izquierda Unida con Podemos y Equo para los comicios, ellos no van a cambiar su estrategia. Continuarán trabajando para Izquierda Unida y, en ciertas ocasiones, colaborarán con las otras dos fuerzas para coordinar acciones propagandísticas.