Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolinaga inicia un nuevo tratamiento y será trasladado al centro de oncología

Ya recibe a amigos y familiares en el Hospital Donostia

El preso de ETA enfermo de cáncer terminal excarcelado Josu Uribetxebarria ha iniciado un nuevo tratamiento y será trasladado al área de oncología del complejo Hospital Donostia, donde permanece ingresado desde el pasado 1 de agosto.
En una rueda de prensa en San Sebastián, los portavoces de Herrira Fran Balda y Amaia Esnal han leído un comunicado, en euskara y castellano, a través del cual han trasladado su "alivio" por la excarcelación de Uribetxebarria y han considerado que "todo el esfuerzo" realizado en defensa de su puesta en libertad "ha merecido la pena, porque va a regresar a casa con vida".
Preguntados por la situación de Uribetxebarria, Esnal ha indicado que este jueves han podido visitarle en el Hospital Donostia, donde ya recibe a sus amigos y familiares, aunque las visitas son reducidas debido a que se encuentra "débil y cansado" tras el tratamiento de radioterapia y la huelga de hambre. Según ha indicado, todavía no se puede levantar de la cama y no comparte habitación.
El portavoz de Herrira ha señalado que, no obstante, su situación actual, en planta y no habitación penitenciaria, es mucho "más propicia para coger fuerzas". Además, ha explicado que, con metástasis en los pulmones y el cerebro, ha iniciado un nuevo tratamiento, por lo que "pasarán días" hasta que pueda abandonar el centro hospitalario, a lo que ha añadido que "normalmente para una persona en sus circunstancias su casa es el hospital".
Además, han considerado que la situación de Uribetxebarria ha puesto en evidencia que la actual política penitenciaria, "que restringe los derechos" de los presos de ETA, "no favorece absolutamente a nadie" y no permite "salir de la espiral del conflicto, aún estando en las puerta de la paz".
"Tender puentes"
Balda y Esnal han abogado por "tender puentes y dialogar" para lograr la paz y la solución, que "no pueden ser abordadas desde posiciones que buscan derrotar al enemigo político, ni planteamientos partidistas". "Esta sociedad se merece que la paz sea alcanzada", han añadido.
Los portavoces de Herrira han considerado que no es posible que desde el Gobierno central se impulsen políticas y situaciones "que generan enfrentamiento social e impiden salir de la espiral del conflicto, de la vulneración de derechos y del sufrimiento".
A su juicio, este momento debe suponer "un punto de inflexión" y servir "para la reflexión" y para "apostar por la vida de los presos y sus familiares y porque esto no se vuelva a repetir", lo cual requiere "superar" la actual política penitenciaria, de manera que "salga de criterios de utilización política" y responda a criterios "de solución".
Finalmente, han recordado que 13 presos de ETA siguen en prisión pese a padecer "enfermedades graves" y se sigue aplicando "la cadena perpetua 'de facto'" y la dispersión, medidas todas ellas "que han de ser superadas".