Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los yihadistas detenidos en Ceuta estaban dispuestos a cometer un atentado inmolarse

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que los cuatro presuntos yihadistas detenidos en Ceuta son dos parejas de hermanos "radicalizados, muy adiestrados tanto física como mentalmente" y que "estaban dispuestos a cometer un atentado" e "inmolarse" en dicho intento.

En declaraciones a los medios, el titular de Interior ha informado sobre esta operación antiterrorista, desarrollada por agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía este sábado, en la que además de dos detenidos ha habido dos registros policiales en los que se han encontrado capuchas, armas blancas, y algún arma corta.
El ministro ha destacado que a la Policía le ha llamado la atención "el gran paralelismo" que la célula desarticulada tenía con los terroristas que el pasado 7 de enero atentaron contra la revista satírica Charlie Hebdo.
"Es reseñable la fuerte determinación de cometer atentados y la destreza para ejecutarlos en su caso", ha señalado, insistiendo en la "gran preparación mental", "física" y "de manejo de armas" de los presuntos terroristas.
Los detenidos son de origen español y marroquí y la operación policial contra la red yihadista continúa abierta, ha dicho el ministro. Pese al desmantelamiento de esta célula, ha asegurado que en España no hay un "nivel de riesgo adicional" y que continúa con el nivel 3 activado desde los atentados de París.

La operación continúa abierta
En el transcurso de esta operación antiterrorista se han efectuado dos registros domiciliarios en Ceuta. La Policía ha informado de que se investiga si los arrestados, que formaban una célula, contaban con infraestructura para poder llevar a cabo un atentado en España.
Esta operación policial ha sido dirigida y coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el titular del Juzgado Central de Instrucción número cinco. La Policía Nacional ha subrayado que la operación continúa abierta.