Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro del Interior responde a Bildu que "Navarra es España" y que "si no le gusta, es su problema"

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha respondido al portavoz de EH Bildu en el Parlamento foral, Adolfo Araiz, que "Navarra es España" y que la Guardia Civil de la Comunidad foral "tiene todo el derecho a que se les haga solemne entrega de la enseña nacional en la modalidad de bandera".
Así lo ha señalado el ministro después de que Araiz haya criticado esta mañana que Fernández Díaz visitara este miércoles Pamplona para "imponer" la bandera de España y le haya pedido que "en lugar de venir, que se vaya".
El ministro del Interior, antes de presidir el acto de entrega de la bandera nacional a la Guardia Civil de Navarra, ha defendido, ante las declaraciones del portavoz de EH Bildu, que "Navarra es España" y ha destacado que "conviene leerse la historia, la integración paccionada de Navarra en España".
"Navarra es una comunidad foral y española. Los guardias civiles de Navarra tienen todo el derecho a que se les haga solemne entrega de la enseña nacional en la modalidad de bandera", ha reivindicado Fernández Díaz, para agregar que "si hay alguno que no le gusta, es su problema".
Asimismo, preguntado por la ausencia de algunos representantes institucionales en el acto, como la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, de Podemos, o el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, de EH Bildu, el ministro ha señalado que "lo sorprendente es que hubieran estado".
"Ellos se lo pierden, no ofende quien quiere sino quien puede. Rechazan la bandera de Europa, rechazan la bandera de España, podría hablar más seriamente, pero creo que no lo merece. No ofende quien quiere, sino quien puede", ha declarado.
Según ha expuesto, han sido invitados al acto, "porque nosotros somos personas educadas y al que opina de manera diferente no le rechazamos", y ha considerado que "la sorpresa hubiera sido que hubieran aceptado, aunque hubieran sido bienvenidos". "Ellos se lo pierden, y nosotros no nos perdemos nada", ha zanjado.