Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inspectores y técnicos discrepan del informe de la Agencia Tributaria

Inspectores y técnicos de Hacienda discrepan del contenido del informe de la Agencia Tributaria, remitido “in extremis” y por imperativo legal al juez Ruz. No comparten lo de igualar el régimen fiscal de Cáritas o Cruz Roja, con el del Partido Popular, y sostienen que frente a lo que dice ese informe, los partidos políticos sí están obligados a tributar por las donaciones ilegales. Los populares no se dan por enterados y se aferran al informe de Hacienda, para exonerarse de cualquier delito fiscal. Lo hacían la secretaria general del Partido, María Dolores de Cospedal, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá. Para ellos el PP no ha cometido delito alguno. Lo que investiga el juez Pablo Ruz, es precisamente eso, si las donaciones ilegales al PP son un ingreso extraordinario, que no cumple con lo establecido en la ley de partidos, y que por lo tanto los populares tendrían que haber pagado el impuesto de sociedades. Al final el criterio que pesará será el del juez, al menos hasta que abandone en abril la Audiencia Nacional.