Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu defiende "la unión voluntaria desde la libre adhesión"

Urkullu pide una consulta "legal" y avisa de un "problema Español en Cataluña y Euskadi"Informativos Telecinco/ Agencias

El lehendakari, Iñigo Urkullu, defiende "la unión voluntaria desde la libre adhesión", si hay que mantenerse en el marco de la Constitución, de forma que se pueda plantear a los vascos la pregunta "si quieren seguir unidos al Estado español", no si quieren independizarse.

En una entrevista concedida al diario El Correo, recogida por Europa Press, Urkullu analiza la situación de Euskadi y Cataluña, y asegura que las realidades son "diferentes" y hay que medirlas "en sus justos términos".
El lehendakari, que destaca la disposición al diálogo que ha reiterado "una y otra vez" Artur Mas, señala que el 27-S no ha sido un plebiscito, sino unas elecciones autonómicas, e indica que se está viendo lo que se deriva de ellas, la elección del presidente. "No creo que se sostenga lo de elecciones plebiscitarias", añade.
El lehendakari asegura que, en esos comicios, no ha habido una manifestación respecto "a una pregunta clara que tenga un efecto jurídico vinculante, sino una manifestación de un sentimiento". Por otra parte, ha puesto en duda que haya unidad de acción en Cataluña sobre la independencia, a la vista de "discursos contradictorios y curiosos por parte de la CUP".
El lehendakari, que cree que los partidos catalanes deben hablar entre ellos sin esperar al Gobierno que salga del 20-D, no ve amortizado a Mas y señala, "con todos los pros y contras de la gestión de los últimos años, que tiene legitimidad y es la persona "idónea" para profundizar en el diálogo con el Gobierno español.
Urkullu, que envió mensajes al presidente de la Generalitat catalana tras las elecciones, cree que puede ser "problemático" si, finalmente, la CUP le apoya debido a sus diferencias de programa.
En el caso de Euskadi, afirma que la sociedad vasca tiene unos "retos que afrontar" como la reactivación económica y la convivencia política normalizada. En este sentido, cree que hay que saber construir una sociedad cohesionada y "será cuando tengamos esos mimbres cuando se pueda plantear a la sociedad vasca qué es lo que quiere para su futuro".
El lehendakari asegura que son "radicales" en sus principios y aspiración de cotas de soberanía y un mayor autogobierno, pero, "a la vez", siendo conscientes del "momento y el contexto que vivimos". "Es lo que denomino principio de realismo", añade.
Por otra parte, el lehendakari cree que no sería necesario cambiar la Constitución para convocar una consulta legal y pactada, y considera que es una "cuestión de voluntad política".
"Estoy intentando hacer ver a la sociedad vasca que nuestro autogobierno es singular, que está reconocido en un Estatuto que no es solo una ley orgánica, sino la actualización de los derechos históricos, respetados y amparados por la Constitución", indica.
UNIÓN VOLUNTARIA
En este sentido, añade también que intenta hacer ver que, según el artículo 1 del Estatuto, es el pueblo vasco el que se constituye en comunidad autónoma y "eso, llevado al extremo, es un ejercicio de libre adhesión, desde un planteamiento de unión voluntaria". En este sentido, manifiesta que los fueros "reconocen sujeto, bilateralidad, reconocimiento y garantías".
"Si no podemos salirnos de la Constitución española lo que digo es: plantéese la unión voluntaria desde la libre adhesión. Plantéese la pregunta de si los vascos quieren seguir unidos al Estado español, no si queremos independizarnos", añade.
Iñigo Urkullu indica que un camino de defensa del autogobierno se puede hacer desde el reconocimiento mutuo, el respeto a la singuralidad y "dando cauce" a que los vascos puedan expresarse sobre su futuro. "Y lo estoy planteando desde la unión en el Estado español", apunta.
El lehendakari manifiesta que se basa en los fueros, de los que derivan los territorios forales, cuando acuñó el concepto de nación foral, que cree que "entronca con nuestra esencia y nuestro ser". "¿Es posible hablar de territorios forales y de comunidad foral navarra y no de nación foral?", se ha preguntado.
Urkullu considera que, si la Constitución contempla la expresión "territorios forales", se puede unir "ese sustrato con la actualización de los derechos históricos concretados en el primer artículo del Estatuto que habla del pueblo vasco o Euskal Herria como expresión de su nacionalidad". "Para mí, eso se define como nación", asegura.
El lehendakari señala que no tiene problema para abordar la reforma de la LTH, pero considera que el debate sobre el estatus de autogobierno "debe ser previo al de la LTH".
Por otra parte, ante las palabras del líder del PSOE, Pedro Sánchez , sobre la actualización del Cupo, afirma que le preocupa que "haga un planteamiento unilateral" y cree que "refleja que no se entiende esa necesaria bilateralidad".
SORTU
Por otro lado, el presidente del Gobierno vasco asegura que le gustaría oír decir a Sortu, "no a EH Bildu, que matar estuvo mal" y considera un avance que EH Bildu diga que la violencia es el "peor de los caminos".
No obstante, Iñigo Urkullu cree que la izquierda abertzale "no ha desatascado su nudo gordinano interno" y se muestra dispuesto a "ayudarles". "Estoy dispuesto a ayudar porque redundaría en la convivencia normalizada", afirma.