Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iñigo de la Serna anuncia que el Consejo de Ministros aprobará una iniciativa para "desbloquear" el nudo de Bergara

Fomento se compromete a estudiar la entrada soterrada de la alta velocidad a las tres capitales vascas
El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha anunciado, tras reunirse en Vitoria con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, que este viernes el Consejo de Ministros aprobará un acuerdo para "desbloquear" el nudo de Bergara, obra incluida dentro del proyecto del TAV, y se ha comprometido a estudiar la entrada soterrada del tren a las capitales vascas.
"Nuestra intención es llevar a cabo de una forma razonable, coherente y con sentido común, procesos de integración que favorezcan la permeabilidad en esos espacios y sean capaces de generar nuevos lugares de convivencia para los ciudadanos", ha explicado.
Iñigo de la Serna y Arantxa Tapia han mantenido este jueves en Vitoria una primera reunión, solicitada por el Gobierno vasco, para abordar los proyectos estratégicos para Euskadi que requieren de una gestión conjunta, entre ellos, el del Tren de Alta Velocidad, que según han reconocido, ha ocupado una parte "relevante" de la sesión.
Tras el encuentro, ambos han comparecido ante los medios de comunicación y han destacado su disposición a abordar los asuntos relacionadas la Y vasca con el objetivo de llevar a cabo la tramitación administrativa y ejecución de las actuaciones, según ha explicado el ministro "con la máxima diligencia" para "acelerar" los trámites y "acortar" los plazos.
En concreto, el titular de Fomento ha anunciado que este viernes el Consejo de Ministros aprobará un acuerdo que permitirá "liberar" la tramitación de las obras del nudo de Bergara que se encontraba "bloqueada" por las diferencias que tenían ambos gobiernos por las consecuencias ambientales y técnicas del proyecto. "Nosotros no queremos seguir adelante con trámites administrativos en los que pueda haber puntos de conflicto", ha explicado.
Según ha señalado, este acuerdo va a permitir "acelerar" la construcción de un nudo de Bergara que el Gobierno central quiere que sea "completamente compartida con el País vasco para que la solución sea la mejor para ambas instituciones y el conjunto de los ciudadanos". "Este acuerdo refleja compromisos claros", ha señalado.
Respecto al tramo Vitoria-Bilbao, De la Serna ha reconocido que ha tenido dificultades técnicas en el área administrativa "como consecuencia del año en funciones", situación que en la actualidad están "liberando" y se ha mostrado "optimista" ya que cree que en las áreas en las que existía "ralentización en los trabajos", se va a "imprimir una celeridad" que va a recortar los plazos "lo más posible".
ACCESO A LAS CAPITALES VASCAS
La entrada del TAV a las ciudades también ha sido abordada en la reunión. En este sentido, el ministro se ha mostrado a favor de tratar estos proyectos no solo con el Gobierno vasco sino también con los ayuntamientos para llevar a cabo actuaciones "de forma coordinada y compartida".
"Nuestra intención es llevar a cabo de una forma razonable, coherente y con sentido común, procesos de integración que favorezcan la permeabilidad en esos espacios y sean capaces de generar nuevos lugares de convivencia para los ciudadanos", ha indicado, antes de precisar que se muestra a favor de "este tipo de soluciones" pero que se tendrán que estudiar "cuestiones funcionales vinculadas a la parte ferroviaria, cuestiones urbanísticas de competencia municipal, así como la parte financiera".
En el caso de Bilbao, ha explicado que la intención de Fomento es decir "sí" a un proyecto que "pueda generar espacios libres" y su intención es sentarse "ya" con los responsables municipales para acordar una propuesta en el plano técnico.
Según ha explicado, la propuesta formulada recientemente tiene "algunas cuestiones que hay que limar" desde el punto de vista técnico -distancias de seguridad, señalización, amplitud de vestíbulos, etc- y ha indicado que es necesario llegar a un acuerdo también en el plano económico porque el objetivo es llevar a cabo iniciativas "realistas, que se puedan abordar".
En Vitoria, De la Serna ha señalado que está avanzada la conexión del nudo de Bergara, aprovechando el corredor actual pero ha señalado que habrá que alcanzar un acuerdo en lo que corresponde al soterramiento del entorno de la actual estación para encontrar, por un lado, el proyecto técnico de común acuerdo y por otro, los compromisos económicos que se puedan alcanzar.
Finalmente, sobre la entrada a San Sebastián ha afirmado que el proyecto es "más fácil" y está "más avanzado". "El Gobierno de España está absolutamente de acuerdo en que hay que desatascar cualquier proyecto de estas características porque nos gustaría que acompasara con la ejecución de los tramos de la Y vasca", ha indicado.
El ministro no ha querido dar una fecha de finalización de las obras que se había fijado anteriormente en el año 2019. De la Serna ha querido ser "prudente" hasta que no se firmen proyectos "concretos", y ha indicado que darán fechas "en el momento en que se hayan realizado licitaciones y proyectos que incluyan plazos determinados. "Ahora el gobierno está a pleno rendimiento y con facultades plenas para poder llegar a acuerdos en la negociación", ha asegurado.
También ha abordado la conexión de la alta velocidad mediante el tramo Vitoria-Burgos. Al respecto, ha avanzado que el Ministerio está en condiciones de platear una propuesta "ya estudiada y analizada por Adif" que consiga sobre la inicial, recortar en un 16% los tiempos de circulación y ser más eficiente en términos económicos -250 millones de euros--. "La propuesta la queremos volver a sacar para aprobarla lo antes posibles y a partir de ahí elaborar los proyectos de construcción que permitan acelerar los tramos", ha indicado.
AEROPUERTOS
En materia aeroportuaria, De la Serna ha hecho referencia al aeropuerto de Foronda para señalar que tras el acuerdo alcanzado entre Aena y los sindicatos para ampliar su horario, el Gobierno central va a "seguir sentándonos para articular nuevas medidas que favorezcan el transporte por mercancías".
La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantza Tapia, por su parte, ha calificado de "positivo" el encuentro y confía que el "talante receptivo" del ministro se refleje en la materialización de las propuestas presentadas por el Ejecutivo vasco.
En concreto, ha hecho referencia a las "soluciones funcionales y definitivas" que propone el Ejecutivo autonómico y cree que la "novedad" está en que el Ministerio ha mostrado su disposición a estudiar los proyectos presentados para conseguir una adecuada integración urbana ferrocarril-ciudad.
Sobre la propuesta del Gobierno vasco para llevar a cabo algunas actuaciones a través de un convenio de encomienda para "acelerar" las obras, Tapia ha insistido --- como ya hizo el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, en su reunión con el ministro Montoro-- en la disposición de su gobierno para poder ampliar esta encomienda de gestión y aunque ha reconocido que "hoy no es el día para la respuesta" porque es una decisión conjunta de los ministerios de Fomento y Hacienda.
No obstante, ha dicho que Gobierno vasco se encuentra "en disposición de poder hacerlo" pero ha puesto como condición que esto permita "acelerar las obras" porque el objetivo no es que el Gobierno vasco ejecute más obras sino que esto acorte los plazos. "El objetivo de ambos gobiernos es que esta infraestructura esté operativa de la mejor manera y en el mínimo tiempo posible", ha concluido.
Además de la consejera y el ministro, al encuentro han asistido el viceconsejero de Transportes, Toño Aiz, el director de ETS-Eusko Trenbide Sareak, Jose Sabas, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez, y el presidente de ADIF, Juan Bravo. Se trata de la primera reunión celebrada entre la consejera Arantza Tapia y el ministro Iñigo De la Serna.