Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingrid: "No tengo interés en la sucesión, lo que quiero es encontrarme con mi padre"

La belga Ingrid Sartiau es la mujer que intenta demostrar que es hija del Rey Juan Carlos. Lo ha dicho a través del teléfono de su abogado, desde Amberes, su ciudad. "Yo no tengo interés en la línea de sucesión, lo que quiero es encontrarme con mi padre", asegura. Ingrid tiene 48 años, pero su madre no se lo dijo hasta hace muy poco. Durante la famosa cacería de Botswana, mientras veían juntas la tele. Según un acta notarial, la prueba que ha valido para que se admitiera la demanda. Juan Carlos y Liliane, la madre de Ingrid, vivieron un intenso encuentro en la Costa del Sol. La madre, de 82 años, está dispuesta a venir desde Bélgica para declarar ante el Tribunal Supremo. Dice que puede dar todo tipo de detalles. Durante casi tres años, Ingrid y su abogado han intentado hablar con la Casa Real. La abdicación abrió la vía de la demanda civil. Desde junio se pueden presentar demandas contra Juan Carlos I ante el Supremo, que este miércoles ha dado luz verde al proceso, en contra de la opinión de la fiscalía. El Rey tiene veinte días laborables para responder a la demanda. "Queremos llegar a un acuerdo", señala el letrado. Si no llegan a acuerdo, Ingrid y su abogado pueden solicitar que acuda a declarar y una prueba de paternidad. Aunque a esto, el anterior jefe del Estado se puede negar.