Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingrid Sartiau: "Me gustaría reencontrarle como padre y pasar un tiempo con él"

En deseo de Ingrid Sartiau está hoy más cerca de hacerse realidad. Asegura ser hija de don Juan Carlos. Se lo dijo su madre recientemente cuando juntas veían las noticias de su presunto padre biológico en el turbio asunto del accidente de caza en Botswana. Ahora el Tribunal Supremo acaba de admitir a trámite su demanda de paternidad. Entrevistada por Mediaset, asegura que solo quiere conocerle, "me gustaría reencontrarle como padre físico y poder pasar un poco de tiempo con él".

Ingrid Sartiau y su abogado insistin en todo momento que que no tienen ningún interés en la línea dinástica española, "lo que quiero es encontrarme con mi padre". ingrid tiene 48 años y se enteró hace poco de su auténtica filiación paterna.

Fue su madre, de 82 años quien le reveló en 2012 el secreto mientras veían las noticias en la televisión. Informaciones sobre el accidente del monarca español en Botswana destapó el secreto largamente guadado por la progenitora.

Ahora la madre está dispuesta a venor a España y testificar ante el Supremo para dar todo tipo de detalles que avalen su historia. Cuenta que su relación con don Juan Carlos ocurrió a mediados de los años sesenta durante unas vacaciones que ella pasó en en Marbella pero que entonces no sabía que él era el príncipe de España.

Su silencio de su madre lo explica Ingrid "porque no quería desgastar a la monarquía y creo que quiso protegerme".

Sobre sus intenciones, Ingrid asegura que solo quiere conocerle, "me gustaría reencontrarle como padre físico y poder pasar un poco de tiempo con él".

La aceptación a tramite por parte del Supremo de esta petición de paternidad da a don Juan Carlos veinte días laborables para contestar si reconoce a Ingrid como hija o no. "Queremos llegar a un acuerdo", señala el letrado de Ingrid. Si no llegan a acuerdo, Ingrid y su abogado pueden solicitar que acuda a declarar y una prueba de paternidad. Aunque a esto, el anterior jefe del Estado se puede negar.
La decisión del alto tribunal español ocurre solo  seis meses después de que el rey perdiera su inviolabilidad ante la justicia. Ahora es aforado, como cualquier parlamentario.