Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cristina e Iñaki, un ejemplo de lo que no hay que mezclar

La imputación de Cristina de Borbón va a marcar la vida de la hija menor de los Reyes, séptima en la línea sucesoria de la corona española. La infanta tiene 47 años y hace ahora quince  que se casó con Iñaki Urdangarín, un medallista olimpico. La boda fue un acontecimiento social celebrado en la catedral de Barcelona que escenificó un romance de ensueño que ahora vive horas oscuras. La vinculación de Cristina con los negocios de su marido aunque fueran solo para figurar, han llevado a la infanta a la imputación.