Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Infanta consigna los 587.000 euros que abonó por error en otra cuenta

Infanta Cristina continúa imputada por delito fiscalGTres

La defensa de la Infanta Cristina consigna los 587.000 euros que la Fiscalía solicitó y que abonó por error en un Juzgado de Barcelona el martes. El pago de la cantidad no le exime de ningún de los delitos fiscales que pesan sobre ella, y el juez Castro debe decidir si acaba por sentarla en el banquillo de los acusados en su apertura de juicio oral.

La defensa de la Infanta Cristina ha consignado este miércoles en el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma los 587.413 euros que depositó por error en un Juzgado de Barcelona tras confundirse de número de cuenta. Se trata de la cantidad que solicitó la Fiscalía Anticorrupción al considerar que se habría lucrado de los fondos supuestamente defraudados por su marido, Iñaki Urdangarin, en el marco de la trama empresarial urdida en torno al Instituto Nóos.
La cantidad responde, en concreto, al supuesto fraude del que se benefició a través de Aizoon, empresa propiedad al 50 por ciento del matrimonio y que de forma presuntamente irregular se nutrió de más de un millón de euros de la trama Nóos. Con su sociedad, Urdangarin defraudó hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF de 2007 y 2008.
Anticorrupción sostiene que no existen sobre ella indicios de haber cometido delito alguno, si bien señala que ésta habría obtenido un aprovechamiento ilícito del dinero que su marido defraudó a Hacienda a través de la anterior mercantil 'pantalla'.
En cualquier caso, el hecho de que haya abonado el dinero no le exime de los dos delitos fiscales que pesan sobre ella. De hecho, el juez Castro deberá decidir en su auto de apertura de juicio oral si envía a la Infanta al banquillo de los acusados como cooperadora necesaria de ambos delitos y, de forma independiente, si le impone la cantidad que supuestamente ayudó a defraudar a la que, con el pago de este lunes, ya habrá hecho frente cautelarmente.