Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rifirrafe dialéctico en el Senado entre Wert y el PSOE a costa de la asignatura de religión

Ignacio Wert interviene en la sesión de control al Gobierno en el SenadoEFE

La senadora del Grupo Parlamentario Socialista, María Victoria Chivite, ha acusado al Gobierno este martes en el Pleno del Senado de estar "sometido" a los obispos por aprobar un currículo de Religión Católica que "adoctrina" mientras el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, le ha recordado que en 2007, con el Gobierno socialista ya se estudiaba la "obra admirable de Dios".

"Supone una sumisión del Gobierno a la Conferencia Episcopal que, como no se quedó conforme con la reforma del aborto, tienen que contentarles con una norma que mete en el túnel del tiempo a la Educación de este país", ha espetado Chivite a Wert.
El ministro se ha remitido al currículo de Religión aprobado en 2007, durante la última legislatura del PSOE, para poner de manifiesto que el primer epígrafe de aquel temario firmado por la entonces ministra de Educación Mercedes Cabrera, incluía el estudio de "la creación del ser humano y del mundo, obra admirable de Dios". Además, el ministro ha insistido en que es "lógico" que se aprobara también en aquella ocasión porque así lo establece el Concordato que tiene "la misma fuerza para obligar que cualquier otra ley".
La senadora socialista ha comenzado su intervención en el Pleno del Senado dudando sobre si persignarse o empezar con un 'Ave María Purísima' para continuar explicando que le pareció que era "una broma" cuando vio publicado en el BOE el currículo de Religión, el mismo día en que se celebraba el Debate sobre el Estado de la Nación, mientras " Rajoy perdía" y "Villalobos jugaba al Candy Crush".
La pregunta de Chivite seguía a otra sobre el mismo asunto de la senadora del Grupo de Entesa Pel Progrés de Catalunya, María Jesús Sequera, y el ministro les ha dicho que ya podían haberse puesto "un poco de acuerdo" al plantear dos cuestiones tan similares porque a él, "volver a repetir las cosas" le "cuesta trabajo".
Chivite ha contestado que cuando el PSOE gobierne "derogará" los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 y "avanzará en la laicidad del Estado" porque, según ha precisado, las religiones tienen "todo" su "respeto" pero, a su juicio, deben quedarse en la "intimidad" y "al margen del currículo educativo". Sin embargo, Wert le ha recordado que el PSOE en 22 años no tuvo "la menor inquietud" de revisar esos Acuerdos.
La senadora socialista ha calificado de "inaceptable" que los centros públicos, "pagados con el dinero de todos", estén obligados a ofertar la asignatura y que las calificaciones obtenidas en Religión cuenten para la nota media y, por tanto, a la hora de obtener una beca. En cualquier caso, Wert ha aclarado que, al no tratarse de una asignatura de oferta obligatoria en Bachillerato, no forma parte de las materias que cuentan para la nota media y, por tanto, "no va a influir en las becas".
Además, Chivite ha planteado al ministro cómo se van a conciliar las "doctrinas creacionistas" de la asignatura de Religión con las "evidencias científicas" del resto de materias y Wert ha dicho que no niega que se puedan plantear conflictos entre un conocimiento y otro pero que esto "no es consecuencia obligada del sistema" porque la clase de Religión --ya sea la católica, musulmana, judía o evangélica-- es de elección "voluntaria".
No obstante, Chivite ha insistido en que a más de un alumno le pondrá "en la tesitura de suspender las Ciencias para aprobar Religión" y Sequera ha acusado al Gobierno de "saltarse a la torera" la Constitución al permitir una asignatura "confesional". "Ya conocíamos la intención del Gobierno de españolizar a los catalanes, lo que no sabíamos es que también quiere imponer el catecismo", ha sentenciado Chivite.