Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ignacio González no ha hablado con Rajoy porque tiene "la agenda muy ocupada"

Niega una mala relación con Génova y lo achaca a "rumorología"

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha asegurado que le consta el "apoyo generalizado" de sus compañeros de partido y que aunque no ha podido hablar todavía con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Esperanza Aguirre le ratificó el respaldo de éste. El sustituto de la presidenta regional ha negado que exista una mala relación con Mariano Rajoy y su Gobierno afirmando que son cosas de la "rumorología".
En declaraciones a ABC Punto Radio, recogidas por Europa Press, González ha apuntado que ayer intentó hablar por teléfono con Rajoy pero que no pudo hacerlo porque tenía la "agenda muy ocupada". No obstante, ha añadido que habló varias veces con la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y que espera hacerlo con Rajoy en las "próximas semanas".
En la Cadena Ser se le ha preguntado por si tiene constancia de que no es del agrado de Mariano Rajoy, a lo que ha contestado que Aguirre le trasladó ayer la conversación que mantuvo con el presidente del Gobierno y que le comunicó que contaba con su apoyo a la hora de su investidura.
Sobre las voces que apuntan a que existe una mala relación con el presidente del Gobierno y de su partido, Mariano Rajoy, González ha sido cuestionado sobre qué es lo que ha pasado para que ahora vuelva a tener confianza en él, a lo que ha respondido que será algo que tendrá que contestar el propio Rajoy.
No obstante, ha aclarado que el desencuentro entre ambos solo tuvo lugar en un "determinado momento" en el que "lo único" que hizo "fue manifestar en el seno del Comité Ejecutivo una opinión con un ánimo, no de critica sino de expresar lo que consideraba que debería hacer el partido para que fuera mejor y conseguir el objetivo de gobernar en España".
"Apoyo generalizado"
Ante las preguntas insistentes sobre si cuenta con el apoyo del partido a nivel nacional, González ha sido tajante: "Me consta desde ayer el apoyo generalizado de todos mis compañeros, cosa que yo les agradezco de todo corazón". Además, ha añadido que la percepción de que no es del agrado de Rajoy pertenece más a los medios que a otra cosa.
En cuanto al 'choque' que hubo con la dirección nacional cuando se tuvo que elegir presidente de Caja Madrid, González ha indicado que se trata de una "circunstancia" que no tiene nada que ver con esto. "Se entendió que era conveniente que la Presidencia era para Rodrigo Rato y yo mismo así lo entendí", ha recordado.
En la Cadena Cope ha reconocido que el que sea candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid "lo tiene que decir, como es lógico", el PP, pero, sin embargo, ha añadido que para él "sería un honor y una gran responsabilidad" serlo. "Me llenaría de satisfacción pero es el PP quien lo va a decidir y los parlamentarios los que tendrán que votar", ha sostenido.
En EsRadio, González ha calculado que en una semana, según el calendario, podría celebrarse el debate de investidura. Sobre si tiene prisa por tomar posesión, el ya presidente en funciones ha señalado que estas situaciones "hay que resolverlas cuanto antes" para dar "estabilidad a los instituciones porque el reto que hay por delante es muy grande".
No hay hartazgo de Aguirre
Por otro lado, preguntado por si las razones de la dimisión de Aguirre se deben a un cierto hartazgo o diferencia con las posiciones del partido a nivel nacional, González ha asegurado que "ni mucho menos" es esa la "circunstancia" que ha sido "determinante" para tomar esa decisión.
"Yo creo que no, Esperanza Aguirre es un personaje político de primera magnitud, con unos principios muy firmes e ideas muy claras y las ha defendido en todo momento desde hace muchos años", ha sostenido González, quien ha apuntado que, precisamente, esa es la circunstancia que "da a su forma de hacer política".
González ha reconocido que conocía la decisión de Aguirre desde hace "muy pocos días", algo que no quita para que les haya producido "una enorme tristeza y pequeña sensación de orfandad después de estar", sobre todo en su caso, "tantos años junto a ella".