Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un alto cargo del Ejecutivo pudo avisar a González de su detención

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, sigue en los calabozos a la espera de prestar declaración ante el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco. Ayer estvo presente en los registros en su casa y su despacho que duraron horas y horas. Los agentes de la Guardia Civil buscaban pruebas de que se enriqueció ilegalmente con la gestión del Canal de Isabel II. Pero González estaba preparado para lo que se le venía encima. Eso publica el diario El Español, que asegura que un alto cargo del Ejecutivo le avisó hace dos meses de que iba a ser detenido. Esa alerta de su detención provocó que González cambiase sus hábitos de comportamiento y tomase precauciones sobre todo en sus comunicaciones porque, según ese diario, también sabía que sus teléfonos estaban pinchados. Incluso llegó a dormir fuera de casa. Al parecer la noche previa a su detención fue una de ellas.