Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias compara la violencia policial y opositora en Venezuela: se han visto "cosas terribles"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido este miércoles que la situación de Venezuela es "grave" y se han visto "cosas terribles", poniendo el ejemplo de dos acciones de la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, pero en cualquier caso ha pedido no utilizar su situación interna para hacer política en España.
"La situación es grave, hemos visto cosas terribles", ha dicho durante su participación en los Desayunos Informativos de Europa Press poniendo el ejemplo de un grupo de manifestantes opositores que "quemaron vivo" a un partidario del Gobierno o el del asesinato de uno de los jueces que condenó a prisión a Leopoldo López.
Con estos dos ejemplos Iglesias ha dicho querer poner encima de la mesa "todos los elementos", ya que cree que en España se da mucha repercusión a las acciones de la policía o el Gobierno venezolano pero no a las de la oposición.
En cualquier caso, ha pedido evitar el uso de la situación interna de un país para hacer política o "tapar cuestiones políticas" en España. "Dudo mucho de que a los jerarcas del PP les preocupe la estabilidad de Venezuela porque la de otros países les es indiferente", ha acusado.
A su juicio, los 'populares' recurren a Venezuela como "recurso" cada vez que se les reprochan sus casos de corrupción. Y ha recomendado seguir el ejemplo del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, con una labor de mediación "ejemplar".
El líder de Podemos desearía que España tuviera una relación "correcta" con todos los países de América Latina "gobierne quien gobierne" y ha insistido en la necesidad de buscar "fórmulas efectivas de diálogo" para que la situación "se calme".