Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias: "Habría que estar loco para prescindir de una figura como la de Errejón"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado en 'El programa de Ana Rosa' de Telecinco que "habría que estar loco" para prescindir de una figura como la que, a su juicio, es la del secretario de Política de su formación, Íñigo Errejón. Ha reconocido, además, que ha habido un "exceso de personalismo" con su figura y que ahora se necesita un Podemos "más coral" y "que deje de ser el partido de Pablo Iglesias".

Iglesias ha dicho que le gustaría tener "muy cerca" a uno de sus "mejores talentos". Así, ha expresado que "no es solo un honor" sino que "es bueno" para Podemos, a la vez que ha elogiado el "trabajo parlamentario" de su actual 'número dos'.
El líder de la formación 'morada' ha opinado que, "a pesar de las diferencias", el compañerismo es algo que Podemos debe cuidar. "Puede haber cierto mal rollo en el vestuario pero luego salir a jugar todos en la misma dirección y dejándose la piel", ha explicado.
"En democracia hay veces que estás de acuerdo y otras no. Un partido que tenga eso no funciona. Muchas veces necesito tener a alguien que me diga te has equivocado. Quiero tener una formación política en la que tenga compañeros que me digan que tenga cuidado. Quiero tener a Íñigo para que me diga que podríamos hacerlo de otra forma", ha argumentado.
Reconoce un exceso de personalismo y quiere un Podemos más coral
Preguntado sobre si estaría dispuesto a debatir en un cara a cara con Errejón, Iglesias se ha mostrado conforme "pero si también están los anticapitalistas y los representantes de las otras propuestas". "Yo no soy el secretario general de unos pocos, lo soy de todos. Podemos tampoco puede ser una cosa de dos", ha expresado.
De esta forma, ha reconocido que ha habido un "exceso de personalismo" con su figura y que ahora se necesita un Podemos "más coral" y "que deje de ser el partido de Pablo Iglesias". "Al principio solo teníamos un capital: un chaval con coleta que sale en televisión. Lo que paso conmigo y con Ada Colau puede ser excepcional, pero no querría que ocurriera jamás", ha apostillado.
Preguntado también sobre el acuerdo del salario mínimo que el PSOE alcanzó con el PP, ha criticado que se hayan puesto de acuerdo "a espaldas de los sindicatos", a la vez que ha dicho que "quien diga que va a gobernar el Parlamento miente", porque quien va a gobernar es Mariano Rajoy gracias a que "tiene capacidad de veto".
Se ha terminado el bipartidismo y existe una triple alianza
"Rajoy tiene un acuerdo con Ciudadanos y el PSOE, y la prueba es que se ponen de acuerdo en el salario mínimo, el techo de gasto... En las campañas Rivera y el PSOE decían jamás votaremos a Rajoy, y luego resultó que dijeron 'donde dije digo, digo Diego', y se pusieron de acuerdo" ha explicado.
En el mismo debate, Margallo ha replicado explicando que la "encrucijada" que vive España exige de un "gran acuerdo" entre las grandes fuerzas nacionales para llegar a un consenso sobre una reforma constitucional, un cambio del sistema tributario o una cambio en materia de educación. "El camino que ha tomado el PSOE me parece muy bueno para la nación", ha recalcado.
"Decir que nos estamos intentando cargar al PSOE es rigurosamente falso. Más bien estamos haciendo lo contrario. Cuando se produjo la dimisión de Felipe González, cuando dijo que había que abandonar el marxismo, UCD hizo todo lo posible para que el PSOE no se hundiera. Tu no puedes poner por delante los interés de tu partido por delante de los del país", ha argumentado.
Iglesias ha contestado al que fuera ministro en la anterior legislatura que cuando hay un gobierno que "agradece al PSOE" lo que existe es una "triple alianza" entre los socialistas, Ciudadanos y el PP. "En la investidura ya le dije a Rajoy que ha destruido el turno, el bipartidismo", ha concluido.