Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias centra su estrategia para Podemos en construir "movimiento popular" y pide a sus parlamentarios ser activistas

Se marca como objetivo preparar las municipales y autonómicas de 2019 para ganar las próximas generales
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha diseñado una estrategia política para la formación que tiene como objetivo principal diseñar una organización que no sea un partido sino una herramienta al servicio del movimiento popular, y que las instituciones sirvan para dar respuesta a las demandas de la sociedad civil. De hecho, señala que la función de los parlamentarios no debe ser "parlamentarizar" sino ser "activistas institucionales".
"La construcción de un movimiento popular no es un fetiche, sino la única forma de avanzar. Solamente con diputados, portavoces y un buen discurso que conecte con las necesidades de la mayoría no basta. Para ganar necesitamos gente organizada, activa y con capacidad para movilizarse y llevar los debates del cambio constituyente a la sociedad", reclama Iglesias en el documento 'Plan 2020: ganar a al Partido Popular y gobernar España', recogido por Europa Press.
El líder de Podemos ha redactado este borrador con "voluntad unitaria" y con el objetivo de establecer un punto de partida para llegar a un acuerdo con el resto de sectores antes de la II Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre de febrero, tanto con los 'Anticapitalistas' como el sector liderado por el secretario Político, Íñigo Errejón, si bien son más los guiños que hace a la primera corriente.
Así, su texto, que comienza con un repaso de los cambios políticos que ha vivido España desde la Transición, supone una clara reivindicación de construir un Podemos que se centre en ser una "herramienta política al servicio del movimiento popular" y que aspire a liderar "una confluencia política, social y popular de cambio" que sea capaz de ganar al PP, primero en las próximas elecciones municipales y autonómicas de 2019, y después, en las generales previstas para 2020.
RECHAZA EL "OPORTUNISMO PARTIDISTA"
Iglesias dedica un capítulo a la labor de Podemos en las instituciones, una de las principales preocupaciones de los llamados 'errejonistas', y defiende realizar en el Parlamento una labor de "oposición" que tenga como objetivo poner le relieve las "contradicciones del discurso del Gobierno y sus aliados".
Eso sí, aprovecha para avisar del riesgo de caer "en el tacticismo parlamentario" y el "oportunismo partidista" y aboga por mantener "la coherencia programática, demostrando que Podemos es el instrumento parlamentario del bloque social y popular de cambio e ir anticipando la que será nuestra futura acción de gobierno en la próxima legislatura".
"Las élites siempre quieren parlamentarizar los conflictos como una manera de desactivarlos, mientras que si el pueblo está, habla, debate y participa, se consiguen los cambios. Sociedad civil y Parlamento son dos caras de la misma moneda", señala, para añadir que "no existe una contradicción fundamental entre movimiento e institución sino una tensión elemental".
(HABRÁ AMPLIACIÓN)