Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias critica la "equidistancia" del Rey "entre los demócratas y los que no lo eran": "No ha estado a la altura"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado este miércoles que el discurso que ha ofrecido el Rey en acto celebrado en el Congreso por el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas después de la dictadura "no ha estado a la altura", principalmente por su "equidistancia entre los demócratas y los que no lo eran".
En declaraciones a los medios al finalizar el homenaje, Iglesias ha denunciado que en ese discurso, el Rey ha puesto al mismo nivel "a los que lucharon por la democracia y defendían una España moderna y avanzada" y a "los que defendían la dictadura, el oscurantismo y el terror". "No es aceptable", ha sentenciado.
"Esa equidistancia por parte del discurso que ha preparado la Casa del Rey y que ha leído el jefe del Estado nos parece inadecuada para 2017", ha enfatizado el líder de Podemos. "Por desgracia no ha sido un discurso de todos", ha sentenciado.
De hecho, ha asegurado que los diputados de su grupo de Unidos Podemos no han sido los únicos que no han aplaudido. "Ha habido momentos en que sectores importantes de la bancada del PSOE ni siquiera aplaudían", ha apostillado.
Este discurso prueba, según Iglesias, que la democracia "tiene todavía una cuenta pendiente con los héroes que lucharon para traerla" y, por ello, Unidos Podemos ha querido organizar un acto previo al oficial para recordar y reivindicar la labor de los luchadores del "antifranquismo".
"LOS LUCHADORES POR LA DEMOCRACIA, AUSENTES"
Como homenaje a esos "héroes", los diputados del grupo confederal también han portado claveles rojos durante el acto que han presidido los Reyes. "Llevábamos claveles rojos porque nos parecía que han estado ausentes de este acto los luchadores por la democracia", ha explicado. "Los que pagaron con la cárcel, la vida y la tortura su lucha por una sociedad mejor y una democracia", ha apostillado.
"Por eso queríamos tener ese gesto de respeto institucional y de máxima solemnidad, pero al mismo tiempo portar un símbolo que fuera un reconocimiento a los verdaderos luchadores por la democracia en nuestro país que no provenían de las estructuras de la dictadura sino que se jugaron al vida, la libertad y el físico por traernos una sociedad mejor", ha ahondado.
En esta línea, ha denunciado que "los verdaderos luchadores" todavía no han recibido institucionalmente del Congreso, ni en el discurso de la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, ni en el del Jefe del Estado, "el reconocimiento que merecen".
"Por lo tanto, mientras el Congreso no reconozca a los luchadores por la democracia, nuestra actitud va a ser solemne y de respeto pero de recordatorio de todas esas personas que se dejaron la vida por traernos la democracia y que por desgracia hoy han estado ausentes de los discursos", ha insistido.
Iglesias también ha criticado que el Rey hablara de convivencia sin hacer una mención "a las víctimas de la dictadura". "En un día como hoy, eso no es aceptable", ha afirmado, al tiempo que ha añadido que tampoco se puede hablar de convivencia "sin reconocer lo que implica la plurinacionalidad".
SU 'VIVA LA DEMOCRACIA'
Por último, Iglesias ha reconocido que él ha sido uno de los que, durante el acto institucional, ha gritado '¡Viva la democracia!'. "Después de cuatro '¡Vivas al Rey!' hemos considerado, y yo lo dicho, que el Congreso se merecía un '¡Viva la democracia!'. Aquí conmemoramos la democracia, no la Monarquía", ha argumentado.
En la misma línea, el diputado de Podemos y secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, ha lamentado que debería haber habido más gestos porque "la democracia no cayó del cielo". "En cualquier otro país, las democracias se acuerdan de sus víctimas y sus mártires", ha denunciado, en declaraciones a Europa Press.
Además, "en términos de futuro", Errejón considera que el discurso tampoco ha estado a la altura porque "las amenazas" que sufre hoy la democracia española no tienen que ver "con lo que pasó en 1977", sino "con el paro, la precariedad o la corrupción". "Es como si quisiera defender la democracia hablando de lo que pasó hace 40 años", ha criticado.