Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias y Errejón llaman a la unidad a tres semanas de Vistalegre II

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón se muestran conciliadores a tres semanas de Vistalegre II. El líder del partido en Madrid, en un encuentro con internautas, afirmaba que él se iba a dejar la piel por la unidad. Su lugarteniente, desde Málaga, daba por hecho que el futuro del partido pasa por que Iglesias y él sigan juntos.

Sin embargo, ambos tienen su modelo para el partido. Sus diferencias son conocidas y ahora están por escrito en la ponencias de cara a Vistalegre II, que los dos anunciaron en vídeo: Iglesias, como dibujo animado, mochila y tronco a la espalda pidiendo más madera, “hacer músculo” para dar la batalla. Su apuesta la del "parlamentario activista", seguir con un  Podemos combativo y una estrategia a largo plazo que les lleve al Gobierno en 2020 y eso pasaría, ha dicho, por aceptar también algunas propuestas de Errejón. Defiende la alianza con Izquierda Unida y confía en que Podemos tome el papel, que cree, el PSOE ha perdido. 

En el barco de Podemos, Iglesias pone el palo e Iñigo Errejón despliega las velas. Este quiere, dice, recuperar el rumbo original y fija el timón hacia el modelo de Podemos que se presentó a las elecciones del 20D, un podemos más amable, que no dé miedo y que demuestre ya su utilidad en las instituciones.

El Congreso Ciudadano de febrero decidirá a cuál de los dos les favorece el viento. A tres semanas de Vistalegre II siguen revueltas las aguas en Podemos.