Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias defiende un referéndum pactado en Cataluña frente a medidas unilaterales o la "posición bunkerizada" del PP

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reafirmado este jueves que la solución en Cataluña pasa por la celebración de un referéndum "legan y pactado". Así, ha criticado las "medidas unilateralistas" que planea la Generalitat pero también la "posición bunkerizada" del PP.
"No se puede pensar Cataluña sin pensar España y no se puede pensar España sin pensar Cataluña. Nosotros somos demócratas y estamos a favor del diálogo", ha defendido el líder de Podemos en declaraciones a los medios en el Congreso.
Por ello, Iglesias se ha mostrado dispuesto a sentarse "en cualquier mesa de diálogo", al ser preguntado sobre la posición que adoptaría su partido si les llamaran para participar en una reunión de las formaciones contrarias al referéndum unilateral.
"DEMOCRACIA" FRENTE A "CHOQUE DE TRENES"
Eso sí, ha reafirmado que Podemos no cree "en el choque de trenes" sino "en la democracia". "Nos parecería muy sensato que en Cataluña hubiera un referéndum legal y pactado que permitiera mirar con altura de Estado una cuestión que es fundamental para entender España, que es la plurinacionalidad", ha asegurado.
En este sentido, Iglesias ha asegurado que no están a favor de "medidas unilateralistas" como las que está preparando la Genetalitat de Cataluña con su consulta unilateral, pero tampoco van a respaldar "la posición bunkerizada del PP". "Solamente contribuye a hacer que el auge del independentismo crezca", ha remachado.
Así se ha reafirmado Iglesias, dejando clara la apuesta de su partido por la celebración de un referéndum pactado frente a medidas "unilaterales". No obstante, el pasado viernes el líder del partido morado defendió que, aunque no fuera la vía adecuada para solucionar el problema, la consulta unilateral que prepara la Generalitat de Cataluña debe entenderse como "movilización legítima".