Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Homs descarta alcanzar un pacto con el Estado que implique "renunciar a la identidad"

Francesc Homscuatro.com

El portavoz del Govern y conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha descartado este lunes que la Generalitat quiera alcanzar un acuerdo con el Estado que implique "renunciar" al 'derecho a decidir' a cambio de flexibilizar el déficit.

Al preguntársele en una entrevista de Catalunya Ràdio, Homs ha negado que el Gobierno central haya ofrecido un pacto presupuestario a Cataluña a cambio de renunciar a la consulta: "Sería como sin nos dijeran: tenéis derecho a comer a cambio de renunciar a la identidad. Esto no se le puede pedir nunca a nadie".
Homs también ha emplazado al Gobierno central a incrementar el objetivo de déficit autonómico del 0,7% sin esperar a que la Unión Europea (UE) dé el beneplácito: "Ya se podría hacer ahora", ha resaltado.
"O se flexibiliza el objetivo de déficit para 2013 o la situación presupuestaria es imposible", ha señalado Homs, que ha instado al Estado a priorizar el gasto social --que hacen las comunidades autónomas, puesto que tienen las competencias transferidas--.
Así, ha señalado que el Ejecutivo central "podría considerar aplazar el gasto en Defensa" durante los próximos años y destinar estas partidas a política social, y como la gestionan las autonomías, ello permitiría a las comunidades tener más margen de maniobra.
Ha resaltado que aún no hay fecha para un encuentro entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el de la Generalitat, Artur Mas, aunque ha recalcado que la instrucción que tiene el Govern es clara: intensificar el diálogo con Madrid, cada conseller en su respectivo ámbito.
Depósitos garantizados
Homs ha señalado que "no tiene ningún paralelismo" la situación financiera catalana con la de Chipre, después de que este sábado la UE aprobase su rescate, que incluía un impuesto sobre depósitos bancarios y la imposibilidad de retirar parte del dinero de los bancos para asegurar que esta tasa se aplique.
Según el portavoz del Govern, la situación de Chipre presenta particularidades, puesto que hay mucha inmigración rusa con depósitos con un origen que no está claro, y ello ha implicado que el sistema financiero del país entre en una situación "muy delicada".
"Aquí no estamos en esta tesitura. La situación no tiene nada que ver con la de aquí", ha explicado Homs, emitiendo en varias ocasiones un mensaje de tranquilidad para los depositantes catalanes.