Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Henríquez de Luna acusa a Cifuentes de excluir a ediles del Ayuntamiento en una reunión de Génova y no permitir debate

El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid y presidente de la formación en el distrito de Salamanca, Iñigo Henríquez de Luna, ha acusado a la presidenta de la gestora del PP de Madrid, Cristina Cifuentes, de excluir de una reunión convocada esta tarde en la sede del PP en Génova a los concejales del Consistorio y de no permitir la intervención de los asistentes.
Como ha explicado en un comunicado, al encuentro, al que estaban convocados vocales vecinos, secretarios generales y presidentes de distrito, han asistido él mismo, Inmaculada Sanz, Beatriz Elorriaga y Jesús Moreno, pero no en su condición de concejales sino por ser presidentes de distrito.
Según el concejal, la convocatoria iba dirigida a los representantes del PP en los distritos y en las instituciones municipales y el objetivo de la reunión era "mejorar los mecanismos de colaboración entre el partido y los representantes municipales".
Por eso, lo "más grave", a su juicio, es que "la reunión se ha convertido en un mitin de Cifuentes, que ha intervenido durante casi media hora, y que, por primera vez en la historia del PP de Madrid, no ha permitido que los presentes plantearan preguntas o intervinieran para defender sus ideas".
"Este intento por acallar otras voces no tiene precedentes, y nunca se había producido en el PP", ha criticado Henríquez de Luna, que tenía previsto defender en la reunión que adelantar el congreso regional y celebrarlo en pleno puente de San José es una "falta de respeto a los afiliados del PP".
Para Henríquez de Luna, si se quiere que el congreso del PP de Madrid sea "abierto y participativo", se debería "hacer todo lo posible" por escuchar a los militantes, "sobre todo cuando se convoca a una reunión".
Respecto al congreso regional Henríquez de Luna cree que si se quiere respetar a los afiliados, el partido en Madrid "debería dar las mayores facilidades para que participaran", y no acortar los plazos para celebrarlo "deprisa y corriendo" en un "congreso exprés".
En opinión del concejal, el modelo de "un militante, un voto" o las "primarias" no pueden ser "una moda, ni una operación de marketing", sino una "apuesta decidida por mejorar la democracia interna del partido" y facilitar "la participación de los afiliados en la elección de sus líderes".