Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúa la búsqueda de los tres militares desaparecidos

Contradicciones y rectificaciones marcan las casi 72 horas que llevan desaparecidos los tres militares españoles que iban a bordo del helicóptero siniestrado: el capitán José Morales Rodríguez; el teniente Saúl López Quesada y el sargento mecánico Jhonander Josué Ojeda Alemán.

El ministro dijo el pasado viernes que "las personas están desaparecida” y  no saben  “en qué condición de desaparición”, ya que no han podido llegar a la cabina. Actualmente se baraja cualquier hipótesis, desde que se hayan salvado y estén a bordo de un pesquero, a que hayan sido secuestrados o incluso la hipótesis que nadie quiere plantearse: que sigan en la cabina del helicóptero.   

El jueves por la mañana los tres militares despegaron en un Súper Puma de Senegal con destino a la base aérea de Gando, en Gran Canaria. Tras una parada intermedia para repostar en Mauritania, se activa la baliza de alerta del aparato hacia las tres de la tarde a 40 millas náuticas de la costa. El helicóptero había caído al Atlántico.

Pocas horas después el Ejército marroquí dice haber avistado desde el aire un helicóptero flotando y, junto a él, una balsa y bengalas encendidas. Defensa, en Twitter, informa de que están tratando de verificar si los tripulantes se encuentran dentro de esa balsa. Horas después envían otro mensaje en la misma red social afirmando que han sido localizados y que están a bordo de una patrullera marroquí, dando por bueno un comunicado de Rabat. Estos tweets ya han sido borrados de la red social.