Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda acusa a Urdangarín de engaño

Hacienda en sus trece. Ni rebaja un duro las cantidades que, dice, defraudó Urdangarin; ni admite la tesis del Duque de que eran las empresas y no él las que tenían que haber declarado el dinero que se le reclama. "No procede modificar las propuestas de liquidación", es lo primero que se lee en el último informe remitido por la Agencia Tributaria al juez Castro.

Los fundamentos jurídicos son para expertos, pero hay otros párrafos, sin embargo, al alcance de todo el mundo: "Fue el señor Urdangarin quien actuó con engaño", dice el informe. Y por partida doble, añade, en lo que se refiere a los conceptos y al autor de las facturas. Las puso a nombre de Aizóon y no al suyo. "Nos encontramos ante un artificio defraudatorio ideado por el perceptor", o sea, Urdangarin. Aquí también, más claro agua. Las cantidades supuestamente defraudadas son 182.005 euros en 2007  y 155.138 en 2008.

Urdangarin intentó convencer al juez de que si las empresas hubieran pagado por él, estas cantidades serían muy inferiores, por debajo del umbral del delito. Por Juan Antonio Nicolay Abrego