Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapata renuncia como concejal de Cultura pero mantendrá su acta

El hasta ahora concejal de Cultura y Deporte del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, ha presentado este lunes su renuncia a continuar en este departamento a la alcaldesa, Manuela Carmena, se ha quitado "de en medio" para no dañar la candidatura, enviará cartas personales de perdón a personas "dolidas" por sus tuits, como la comunidad judía, y ha asegurado que no es antisemita.

Este lunes por la mañana, como ha detallado en rueda de prensa, ha tenido una "breve conversación" con el padre de Marta Castilla "para pedirle perdón y disculpas". "No soy antisemita, rechazo todo tipo de violencia, nunca he sentido afecto por el terrorismo de ningún modelo. Mi respeto por las víctimas de la violencia es absoluto, independientemente de lo que se pueda traducir en esas bromas", ha apuntado.

Sus primeras palabras han sido para "pedir disculpas y perdón a las personas afectadas por los tuits realizados hace años, por más que se haya establecido el contexto donde fueron realizados, que no justifica el generar dolor ajeno a nadie". "No soy una persona violenta, creo que en el diálogo, en que podemos construir más desde el entendimiento que con cualquier otro mecanismo", ha remachado.

Seguirá com concejal de distrito

Respaldado en la mesa por el responsable de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, "por ser una persona que lleva mucho tiempo trabajando con víctimas", y por la gran mayoría de los concejales de Ahora Madrid, presentes en la sala, Guillermo Zapata ha aclarado que deja la concejalía de Cultura y Deporte pero que seguirá al frente de la Junta de Fuencarral-El Pardo. Todavía no se conoce quién podría sucederle.

Tras hablar "una hora" esta mañana con la alcaldesa, Manuela Carmena, se ha decidido que el debate sobre sus tuits podría afectar a su trabajo en el área de Cultura y Deportes. "El debate sobre la libertad de expresión y el humor negro puede condicionar la actividad en Cultura, que es desarrollar el programa de Ahora Madrid, y en un ejercicio de responsabilidad he decidido quitarme de en medio", ha defendido.

Y es que el de Ahora Madrid es "un proyecto colectivo, donde el protagonismo de uno no está por encima del de los demás". Zapata ha reconocido que se vive "un momento histórico con un cambio histórico en las instituciones de este país", lo que conlleva "una presión histórica y una responsabilidad histórica".

También ha asegurado que esta decisión la toma para no dañar una candidatura que "puso en el centro la alegría". "Lo que nos ha abrumado es el dolor a las víctimas", ha reconocido Barbero por su parte.

"Habría sido un buen concejal de cultura"

Lo que sí ha remarcado es que la decisión llega pero no por las presiones del resto de partidos de la Corporación, que han exigido su salida. "Nadie me ha invitado a marcharme, es un proceso colectivo con personas cercanas a la candidatura. Se ha puesto encima de la mesa la dimensión humana de lo sucedido", ha asegurado. A eso ha sumado que cree que "habría sido un buen concejal de Cultura", que le da "pena" dejar el cambio aunque "no angustia".

Asimismo ha asegurado que no se siente "discriminado" por el tratamiento al concejal Pablo Soto, que también escribió tuits polémicos pero sigue adelante con sus funciones. "No me sentiría discriminado por un compañero", ha indicado.

Guillermo Zapata ha negado que se haya dado un "enfrentamiento interno" en el Grupo. "No lo hay", ha aseverado, después de aclarar que todos los concejales de Ahora Madrid está "permanentemente en comunicación". "Entiendo que firmen un manifiesto de apoyo que surja de la sociedad civil pero eso no lleva a una ruptura", ha manifestado el edil.

El concejal Javier Barbero, por su parte, ha asegurado que conocen la defensa de Zapata de los derechos humanos. "Claro, cómo no vamos a expresar un apoyo aunque un grupo plural pueda tener diferencias que se pueden expresar sin problemas", ha matizado el edil de Salud, Seguridad y Emergencias.

"Los dos hemos hablado estos días y con Manuela (Carmena) y con el contexto de sus tuits. Con mi acta de diputado (en referencia a su acta de concejal) he acotado la responsabilidad al área de Cultura y si eso puede afectar a que el área se desarrolle con mayor libertad y limpieza ejerceré funciones como concejal distrital", ha manifestado.

Apoyo

Guillermo Zapata también ha querido agradecer "el apoyo de miles de personas" que se han expresado a su favor, entendiéndole y acompañándole, aunque ese apoyo no le exime de su "responsabilidad individual".

En cuanto a la investigación policial de los tuits y su posterior traslado a la Fiscalía, Zapata ha declarado que los procesos judiciales "siguen su camino" por la "perfecta legitimidad de los Cuerpos y Fuerzas del Estado" para poner en marcha este tipo de acciones.