Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guardias Civiles denuncian presiones para aceptar un protocolo sobre inmigrantes

Nuevo salto a la valla de MelillaEFE

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) denuncia que tras más de dos años reclamando al Ministerio del Interior una guía de actuación ante los saltos de inmigrantes en la valla de Melilla, "lo único" que han conseguido los agentes allí destacados es que "los mandos" les lean determinados artículos de un supuesto protocolo y les obliguen a firmar que han sido notificados.

"Lo único que se ha hecho es reunir a los guardias civiles, leerles el protocolo y no todo, sino los artículos que se entienden más importantes, y les han hecho firmar un 'enterado', ni siquiera les han dado una copia porque dicen que es materia reservada", explican en declaraciones a Europa Press desde AUGC Melilla.
La delegación melillense ha añadido después en una nota que el protocolo "no se ha dado por escrito, fue leído por los mandos de la Guardia Civil a los agentes en cinco minutos, generando más dudas que aclaraciones, y además, no se aceptaron preguntas al respecto".
Para la AUGC, esta "irónica" forma de proceder "evidencia una vez más que la Dirección General de la Guardia Civil (DGGC) no quiere dejar constancia de cómo deben actuar los guardias civiles de Ceuta y Melilla, y deja en una situación de desprotección jurídica a todos aquellos que trabajan a pie de valla".
Estos agentes ya avanzaron la cuestión hace tres semanas en un comunicado en el que denunciaban que las instrucciones de que disponen para obrar en la valla "jamás son por escrito" y afirmaban que ejecutaban las llamadas 'devoluciones en caliente' a sabiendas de que el dictado de la Ley de Extranjería era otro.
Según afirmaban, hasta que el pasado mes de febrero murieron 15 personas intentando llegar a nado a la costa de Ceuta, las órdenes eran devolver "sin más trámite" a Marruecos a todo migrante que hubiera saltado la valla y en su huída no hubiera sido "perdido de vista" por las fuerzas policiales.
En la actualidad, tienen instrucciones verbales para detener y devolver "inmediatamente" a Marruecos a todos los inmigrantes interceptados en el vallado fronterizo, a sabiendas, como explicaba aquel comunicado de la AUGC, en el que los agentes se preguntaban "el porqué de estos cambios en la actuación a realizar y por qué estas indicaciones jamás son por escrito".
La asociación mayoritaria de la Guardia Civil considera imperativo que los agentes dispongan de un protocolo "por escrito, claro y concreto que determine cómo deben ser las actuaciones de los guardias civiles que trabajan en la valla" para tener seguridad jurídica y evitar que se produzcan situaciones como la imputación del Coronel Jefe de la Comandancia de Melilla que ha dictado un juez de la ciudad autónoma, actuación judicial por la que expresan su respeto.