Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grynspan defiende el plebiscito en Colombia porque permitió mejorar el acuerdo de paz, que nunca será perfecto

Augura "muchas provocaciones" antes de que culmine con éxito el proceso
La secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, ha afirmado que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "hizo bien" en convocar un plebiscito para preguntar a su pueblo por el acuerdo de paz con las FARC --que fue rechazado-- porque ese 'no' de la sociedad permitió mejorar el texto, aprobado definitivamente por el Parlamento.
En su primera comparecencia ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado, Grynspan ha opinado que el resultado del plebiscito del 2 de octubre pasado "permitió darse cuenta de que la sociedad estaba mucho más dividida de lo que se pensaba". Pero dividida sobre su contenido, no sobre su deseo de seguir con el proceso de paz, ha precisado.
Grynspan ha reconocido que el nuevo acuerdo de paz no incorpora todas las inquietudes de los partidarios del 'no' porque este tipo de textos que surgen de una negociación nunca pueden ser "perfectos", porque entonces supondrían la "derrota" de una de las dos partes enfrentadas. "En una negociación hay acuerdos posibles, pero no perfectos", ha insistido.
Aunque el acuerdo ha sido finalmente aprobado por el Parlamento colombiano, Grynspan ha precisado que el proceso de paz "apenas empieza" ahora y ha vaticinado que "va a haber muchas provocaciones", pero también la posibilidad de desarrollar el área que controlaban las FARC "y unirla a Colombia" porque en la actualidad es una zona que no está integrada en el país y con una necesidad de infraestructuras y telecomunicaciones que requerirán de inversión privada.
En el turno de palabra de los senadores de la Comisión, el portavoz del PP, Dionisio García Carnero, ha pedido ser "prudentes y no lanzar las campanas al vuelo" respecto de la paz en Colombia, que es aún "un anhelo de todos", no una realidad, aunque ha reconocido que ya se ha abierto el camino para lograrlo.
No obstante, el senador considera que es un "problema" el hecho de que un acuerdo que fue rechazado en plebiscito ahora intente superar ese 'no' con una votación en el Parlamento. En su opinión, se necesita todavía "mucha negociación" con los detractores del acuerdo para que todos manden el mensaje de que el acuerdo alcanzado es el mejor posible.
MUCHO QUE HACER EN INTEGRACIÓN REGIONAL
En la comparecencia también se ha hablado de la situación de la integración regional, un aspecto respecto del que Grynspan ha admitido que queda "mucho camino por recorrer". Como dato ilustrativo, ha informado de que el comercio entre los países de América Latina apenas representa un 17%.
Ha querido dejar claro que América Latina fija sus posiciones políticas frente a otros bloques del mundo en la asociación Celac que reúne a los países de América Latina y el Caribe, no en las Cumbres Iberoamericanas, un espacio al que pertenecen también España, Portugal y Andorra y cuya seña de identidad es la cooperación en temas sociales, educativos y culturales.
Con respecto a las negociaciones estancadas para cerrar un acuerdo de asociación entre la UE y el Mercosur que agrupa a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay --Venezuela acaba de ser suspendida del grupo-- Grynspan ha señalado que las reticencias principales llegan desde Europa porque Mercosur está listo para esa asociación.
Grynspan, que comparecía para informar sobre la última Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias (Colombia), ha abandonado el Senado con una petición del representante del PP, para que en la próxima cita en Antigua (Guatemala) en 2018, se celebre en días previos el Foro Parlamentario, para que las Asambleas de los países puedan presentar sus reivindicaciones a los jefes de Estado y de Gobierno.