Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Granados vuelve a declarar el miércoles a petición propia a la Audiencia Nacional

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, interrogará el próximo miércoles de nuevo al presunto 'cerebro' de la trama 'Púnica' y ex secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados. La comparecencia se produce a petición propia del exmandatario, encarcelado desde octubre de 2014, lo que ha generado gran expectación por las revelaciones que pueda realizar ante el instructor de la causa.
Según la providencia de citación, Granados ha solicitado prestar declaración "sobre hechos que son objeto o han sido objeto de investigación" un día después de que la Sala de lo Penal de este órgano confirmara su prórroga de prisión, lo que le supondría pasar su tercera Navidad en la cárcel de Estremera. Su principal socio, David Marjaliza, obtuvo la libertad tras realizar una confesión muy reveladora sobre las actividades de Granados al frente de la supuesta trama, lo que puede hacer pensar en un proceder similar por parte del que fuera mano derecha de Esperanza Aguirre en el gobierno de la Comunidad de Madrid.
NUEVO ABOGADO
El abogado Carlos García de Ceca --que defiende a Granados desde hace sólo unos meses--, solicitó en un breve escrito que su representado preste declaración en "las diligencias previas que se le siguen por la comisión de diversos presuntos delitos".
La petición se realizó apenas unas horas después de que la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmara la medida cautelar que pesa sobre el que fuera mano derecha de Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid por dos años más al entender que dispone de dinero para huir.
Los magistrados afirmaban en su auto que Granados se sirvió de los cargos públicos desempeñados desde el año 2000, "corrompiendo a quien fuera menester", para enriquecerse.
Asimismo, aseguraban que existen datos "elocuentes y directos de presiones, amenazas y afán de tergiversar, entorpecer o manipular" las manifestaciones de otros investigados, de amigos, familiares y testigos, entre otros.
RECONOCIMIENTO
Granados ya reconoció en el recurso presentado en la Audiencia Nacional contra la decisión del juez instructor que el millón de euros que escondían sus suegros, en un maletín guardado en un altillo, le pertenece, ya que obedecía a ingresos obtenidos durante su etapa como analista para el Banco Société General en una época anterior a los hechos investigados.
Además, precisó que el dinero procede de una cuenta de la que disponía en Suiza y que cerró cuando accedió a su primer puesto político en la Comunidad de Madrid.
El juez instructor Eloy Velasco acordó la prorroga de su prisión hasta dos años más al considerar que, además de los fondos en metálico localizados en Suiza al entorno del exmandatario, los bienes incautados y el efectivo en metálico --un millón de euros encontrados ocultos en el interior de un armario de casa de sus suegros--, Granados sigue disponiendo "de una manera oculta de una gran cantidad todavía elevada de dinero que la investigación todavía no ha sido capaz de decomisarle".