Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Govern afirma que "el plan 'a' y el 'b" es hacer el referéndum e insiste en negociar con Rajoy

Reitera que hará llegar una propuesta al Gobierno aunque por ahora no la puede "concretar"
La portavoz del Govern, Neus Munté, ha reiterado este martes que "el plan a y el b" de la Generalitat es organizar, convocar y celebrar el referéndum, y ha reiterado que la voluntad es negociarlo con el Gobierno central, aunque éste siga negándose a ello.
Lo ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, después de que el sábado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijera desde la asamblea de la ANC que presentará un propuesta formal al Estado para negociar la celebración de esta votación.
Munté ha explicado que aún no puede entrar en la "concreción" de en qué consistirá esta propuesta, pero ha asegurado que la voluntad de la Generalitat siempre ha sido dialogar sobre el referéndum, aunque su determinación es hacerlo con o sin el aval del Estado.
"No es ninguna novedad que nuestro plan 'a' y 'b' es el compromiso con el referéndum, preferiblemente de manera acordada con el Estado", ha zanjado Munté, que ha lamentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya respondiera con una negativa a la propuesta lanzada por Puigdemont este sábado.
La Generalitat insiste en que hay pendiente una reunión entre el presidente catalán y el del Gobierno central a la que ambos se comprometieron tras la investidura de Rajoy, pero ha admitido que por ahora no hay novedades y que la posibilidad de hacerla ha ido "languideciendo" en los últimos meses.
Puigdemont y Rajoy almorzaron en un encuentro secreto en la Moncloa en enero de este año, un encuentro que no trascendió hasta meses después, pero la Generalitat nunca ha considerado que esa fuera la reunión a la que ambos se comprometieron y considera que aún está pendiente de celebrarse.
COMO EN ESCOCIA
Munté ha defendido que pactar un referéndum entre la Generalitat y el Gobierno central no sería ningún acto sin precedentes, sino que sería "homologable" a otras situaciones que se han producido en países del entorno, en alusión velada al referéndum de independencia que se celebró en Escocia en 2014 con el aval del gobierno británico.
La portavoz ha criticado que, por ahora, la única respuesta que la Generalitat ha recibido por parte del Gobierno central al proceso soberanista ha sido en forma de "amenazas, recursos a los tribunales e inhabilitaciones" y no en forma de una oferta para negociar.